Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Patrimonio Histórico

El documento en el que los Reyes Católicos otorgan a Colón su escudo de armas pasa a la venta privada

La galería de arte Ansorena (Madrid) ha subastado el documento original en el que los Reyes Católicos otorgan al descubridor de América, Cristóbal Colón, un escudo de armas, al no llegar a la cantidad solicitada por la familia el documento ha pasado a la venta privada.

ondacero.es | Carlota Colón de Carvajal | Madrid
| 18/12/2018
Documento en el que los Reyes Católicos entregan el escudo de armas a Cristóbal Colón

Documento en el que los Reyes Católicos entregan el escudo de armas a Cristóbal Colón / ccc | ondacero.es

El escrito con 525 años de antigüedad ha pasado a la venta privada con un precio estimado de 1.250.000 y 1.550.000 euros. En él que se representó un castillo, un león, unas islas, unas anclas además de las antiguas armas de su familia, escudo que unas décadas después fue adornado con el mote o leyenda: "A Castilla y a León Nuevo Mundo dio Colón" o "Por Castilla y por León Nuevo Mundo halló Colón".

El otorgamiento de este privilegio se produjo tras el regreso del descubridor de su primer viaje a América, en Barcelona a finales de la primavera de 1493. El documento fue escrito sobre un pergamino, de 275 x 435 mm y muestra en su parte central el escudo policromado, algo muy poco usual en aquella época. Hasta ahora, el manuscrito ha estado custodiado por la familia, tal y como Colón dejó escrito en su testamento de 1497, por lo que formaba parte del archivo de los duques de Veragua, título concedido por Carlos I de España y V de Alemania a Luis Colón de Toledo, nieto del almirante, en 1537.

Escudo de armas de Cristóbal Colón

Escudo de armas de Cristóbal Colón / ccc | ondacero.es

Tal y como explica la historiadora y descendiente del descubridor, Anunciada Colón de Carvajal Gorosábel, este documento forma parte de los misterios de la biografía de Cristóbal Colón. Actualmente se mantiene viva la incógnita sobre su familia de origen ¿cuál fue su linaje? ¿de dónde procede el blasón familiar que citan los Reyes Católicos en este privilegio? ¿puede proporcionar alguna pista sobre su verdadero origen?

En la actualidad la discusión sigue abierta. No hay, por tanto, acuerdo en cuanto a su nacionalidad, ni tampoco al entorno social de su familia. ¿Fue hijo de unos cardadores de lana? ¿perteneció a una familia de navegantes e incluso tuvo antecesores almirantes? Esta última información procede del propio Colón, que fue repetida por su segundo hijo, Hernando Colón, en la biografía que escribió sobre su padre. A pesar de todo, la bibliografía sobre el tema sigue aumentando y no parece que vaya a existir unanimidad de criterios: las nacionalidades atribuidas a Colón son múltiples, de distintas ciudades actualmente italianas (Génova, Cucaro, Saona, …), español (de Ibiza, Mallorca, Barcelona, Pontevedra, Guadalajara, …), portugués, griego, corso, e incluso americano.

Lo que sí podemos asegurar es que nos encontramos ante un bien muy preciado por el propio Cristóbal Colón. Entre 1492 y 1506, año de su fallecimiento, transcurrieron 14 años que dedicó en lo posible a la exploración de las nuevas tierras (habría que descontar los periodos de enfermedad que, en total, suman varios años); no adquirió propiedades, tan sólo se preocupó por la conservación de sus documentos y libros, el principal legado que quiso transmitir a sus hijos: Diego y Hernando.

Por ello y debido a la inseguridad de llevarlos consigo, decidió confiar su custodia a un gran amigo, fray Gaspar Gorricio, monje del Monasterio de las Cuevas de Sevilla, quien desde el año de 1500 los guardaría en su propia celda. Sin duda fue una sabia decisión, pues en aquellos años no existía lugar más seguro, al igual que actualmente sería la caja fuerte de un banco. Ese amor por los papeles e instrucción favorecida por los libros tuvo en su hijo Hernando Colón una gran influencia, pues dedicó gran parte de su vida a reunir la biblioteca privada más importante de Europa, parte de cuyos fondos se conservan, formando la biblioteca Colombina de Sevilla.

La última polémica: acusaciones a Colón de genocidio

En el siglo XXI han aflorado en distintas latitudes de América, teorías en las que se responsabiliza a Cristóbal Colón del decrecimiento de la población aborigen sucedida décadas e incluso centurias después de su muerte. La fecha fatídica sería el 12 de octubre de 1492, cuando 90 hombres a bordo de tres barcos alcanzaron el Nuevo continente tras tres meses de navegación.

Al leer los relatos y las crónicas de aquellos años, fácilmente se percibe que las mentalidades y las costumbres eran bien distintas. En los más de 500 años que nos separan el mundo ha evolucionado social y políticamente, de manera que es imposible juzgar a la humanidad de esos dos momentos con un mismo criterio. A pesar de todo, la reflexión política que tuvo lugar en la Corte de los Reyes Católicos con respecto a la personalidad jurídica y el trato que merecían los pobladores americanos fue por el contrario bien avanzada para el momento, hasta el punto de que algunos de sus postulados fueron tenidos en cuenta a la hora de redactar la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948.

Cristóbal Colón fue un conquistador que aplicó como ultra religioso que era los derechos de Castilla inculcados por la reina Isabel la Católica para todos sus fieles, por el cual los indígenas no eran esclavos, sino súbditos de la Corona y como tales fueron tratados. Además, la colonización española llevó a América la primera universidad, situada en Santo Domingo en 1551. Llevando así la cultura para el desarrollo de los indígenas y los nuevos pueblos de la Corona.