ALERTA DE LOS EXPERTOS

Por qué puede ser un riesgo ducharse durante una tormenta eléctrica

Ducharse cuando hay una tormenta eléctrica puede ser peligroso. Descubre aquí las razones por las que deberías evitarlo.

C.C.

Madrid | 23.09.2022 12:21

Por qué puede ser un riesgo ducharse durante una tormenta eléctrica
Un rayo cayendo sobre un árbol | Unsplash

Los expertos advierten del riesgo que supone ducharse, bañarse o, incluso, lavar los platos durante las tormentas eléctricas. Según informa el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos en su página web, cuando oímos el sonido de un trueno aunque sea lejano, es una señal que alerta del peligro, es más, es posible que esté a menos de 16 kilómetros de ti.

De esta manera aseguran que no se deben ignorar nunca los truenos porque siempre van acompañados de los rayos y, en el caso de que te alcance uno de estos puede ser mortal o causar daños permanentes.

¿Por qué es peligroso ducharse o lavar los platos cuando hay tormenta eléctrica?

Asimismo, desde los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) extienden la advertencia de los rayos a cuando estás en la ducha, en la bañera o lavando los platos o las manos.

No te duches, ni te bañes, ni laves los platos, ni te laves las manos

Según informan, los rayos tienen la capacidad de transmitir su electricidad a través de las tuberías. Por lo que "es mejor evitar todo tipo de agua durante una tormenta eléctrica. No te duches, ni te bañes, ni laves los platos, ni te laves las manos".

Además, la CDC explica que "el riesgo de que un rayo atraviese las tuberías puede ser menor con las de plástico que con las de metal". Pero reconocen que "es mejor evitar cualquier contacto con las tuberías y el agua corriente durante una tormenta eléctrica para reducir el riesgo de ser golpeado por un rayo".

Por otro lado, también recomiendan a los ciudadanos que permanezcan alejados de las ventanas, puertas, balcones o porches y que tampoco "te acuestes ni te apoyes en suelos de concreto".

Y concluyen diciendo que "no utilices nada conectado a una toma de corriente, como ordenadores u otros equipos electrónicos". "Aléjate de los teléfonos con cable. Los teléfonos móviles y los inalámbricos son seguros... si no están conectados a una toma de corriente a través de un cargador", añaden.