SALUD

Qué es el estrés crónico: síntomas y cómo afecta a la salud

Cuando la activación de nuestro sistema de respuesta natural al estrés se prolonga en el tiempo, se incrementa el riesgo de padecer graves problemas de salud.

👉 Síndrome de 'burnout': ¿Qué es y cuáles son los síntomas para identificarlo?

E.G.A

Madrid | 29.08.2022 18:10

Imagen de una mujer trabajando
Imagen de una mujer trabajando | Pexels

El ritmo de vida actual puede llegar a ser muy estresante. Todos los días nos enfrentamos a una serie de exigencias en el ámbito laboral y personal difíciles de asumir, y nuestro cuerpo percibe esas "molestias" como una amenaza ante la que debe que reaccionar a través de una combinación de señales nerviosas y hormonales.

Esta respuesta del cuerpo es natural. Nuestro organismo está preparado para reaccionar ante imprevistos, desafíos o traumas. Pero cuando los factores estresantes se mantienen en el tiempo y nos sentimos constatemente "amenazados", se llega a una situación clínica denominada estrés crónico, que puede tener graves consecuencias para nuestra salud física y mental.

Qué causa el estrés crónico

La reacción a una situación potencialmente estresante varía en cada persona, pero el desencadenante del estrés crónico siempre es el mismo: situaciones no resueltas que perduran en el tiempo sin buscar una solución al problema que lo genera.

El síndrome del trabajador quemado, la depresión de los parados de larga duración, o distintos problemas económicos familiares son ejemplos de este tipo de estrés.

Cómo afecta a la salud

La situación de estrés crónico puede afectar gravemente a la salud física y mental de la persona que lo sufre. Según explican en 'Clínica Mayo', "la activación a largo plazo del sistema de respuesta al estrés y la sobreexposición al cortisol y otras hormonas del estrés pueden alterar casi todos los procesos del cuerpo", lo que incrementa el riesgo de sufrir muchos problemas de salud. Estos son algunos:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Problemas digestivos
  • Dolores de cabeza
  • Tensión y dolor muscular
  • Enfermedad cardíaca, ataque cardíaco, presión arterial alta y accidente cerebrovascular
  • Problemas de sueño
  • Aumento de peso
  • Deterioro de la memoria y de la concentración

Tratamiento

Para tratar el estrés crónico los expertos recomiendan cambiar radicalmente el estilo de vida. Pero a veces esto no está en nuestra mano, y es posible que no puedas cambiar tu situación actual.

Sin embargo, sí puedes tomar medidas para gestionar la forma en que estos eventos estresantes te afectan. Lo primero es identificar aquello que te genera estrés, para poder aprender a cuidarte física y emocionalmente durante esas situaciones.

Estas estrategias pueden ser útiles para manejar el estrés:

  • Una alimentación saludable, la práctica regular de ejercicio y dormir las suficientes horas.
  • A algunas personas les ayuda realizar técnicas de relajación, como el yoga, la respiración profunda, los masajes o la meditación.
  • El autocuidado: dedicarte tiempo a ti y a las actividades que te gustan, como leer, escuchar música o ver tu película favorita.
  • Huir de las relaciones tóxicas y cuidar las amistades saludables.
  • Organizar y priorizar lo que hay que hacer en casa y en el trabajo, y descartar las tareas que no son necesarias.
  • Buscar ayuda profesional que pueda ayudarte a desarrollar técnicas para manejar el estrés