Coronavirus

¿Qué debo hacer si sigo dando positivo por Covid-19 después de los siete días de cuarentena?

Aunque el Gobierno redujo la cuarentena de diez a siete días para aquellos infectados con coronavirus, muchas personas siguen dando positivo después de cumplir este periodo de tiempo.

ondacero.es

Madrid | 15.01.2022 15:48

Los test de antígenos son un gran elemento para diagnosticar positivos
Los test de antígenos son un gran elemento para diagnosticar positivos | Pixabay

La variante ómicron del coronavirus sigue siendo la principal en contagios en nuestro país, cuyas cifras de personas infectadas continúan siendo récord. A pesar de que esta cepa es mucho menos letal que otras, sí es muy contagiosa, por lo que el virus se expande a mayor velocidad.

Debido a esto, y al aumento de las bajas laborales por culpa de ómicron, el Gobierno decidió rebajar de diez a siete días la cuarentena para aquellas personas que se hiciesen un test y diese positivo. Sin embargo, hay algunas personas que después de cumplir esos siete días, se hacen otro test de antígenos por precaución y continúan dando positivo.

¿Qué se debe hacer si se sigue dando positivo después de la cuarentena?

Lo mejor que se puede hacer es continuar aislado hasta que se cumplan diez días porque, a pesar de que la carga viral puede haberse reducido considerablemente -lo más común es que después de seis días se deje de dar positivo y que esta sea residual o inexistente-, es posible que se continúe contagiando en algunos casos.

Según un estudio publicado por el Instituto Nacional para Enfermedades Infecciosas y del Centro de Control de Enfermedades de Japón, entre los días 3 y 6 desde que se iniciaron los síntomas, es cuando está la mayor carga viral y por tanto, la mayor infectividad.

Después del séptimo día, esta carga viral disminuiría hasta el 18,8% de los casos y en el décimo es cuando los investigadores ya no encontraron restos del virus.

Por otra parte, otro estudio realizado por la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido estima que el 31% de las personas continúan siendo infecciosas cinco días después de haber iniciado los síntomas. Después de los siete días, el porcentaje baja hasta el 16%, y entre los días ocho y nueve, este porcentaje baja al 10%. Después del décimo día, sólo el 5% de los casos siguen siendo contagiosos.