LA MANADA DE PAMPLONA

Prisiones denegó dos permisos de salida a El Prenda antes de reconocer la violación de 'La Manada'

El Prenda puede plantear ahora un recurso por la vía judicial ante el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria y, en última instancia, ante la Audiencia de Navarra.

ondacero.es | Europa Press

Madrid | 08.10.2021 18:34

El Prenda en una imagen de archivo
El Prenda en una imagen de archivo | EFE

La Junta de Tratamiento de la prisión de Cádiz Puerto III ha denegado ya dos peticiones de permiso de salida solicitados por José Ángel Prenda, miembro de la La Manada que ha remitido a la Audiencia Provincial de Navarra un escrito pidiendo perdón y reconociendo la violación de la joven en un portal de Pamplona en los Sanfermines de 2016.

Según confirman fuentes conocedoras del expediente penitenciario, El Prenda ha tramitado ya dos peticiones para disfrutar de permisos de salida de acuerdo a la legislación, que recoge este derecho cuando el interno cumple una cuarta parte de la condena.

El Reglamento Penitenciario contempla el disfrute de permisos de salida ordinarios "como preparación para la vida en libertad" en los internos clasificados en segundo grado o régimen ordinario -36 días al año en total- o en tercer grado o régimen abierto -48 días-. La ley establece que esto es posible "siempre que hayan extinguido la cuarta parte de la condena o condenas y no observen mala conducta".

No obstante, en el estudio que realiza la Administración penitenciaria se observan diferentes aspectos como la idoneidad de dicho permiso para la reinserción del interno o si hay riesgo de reincidencia o quebrantamiento de la condena, entre otros factores.

José Angel Prenda cumple 15 años de condena en un módulo de respeto del Centro Penitenciario Puerto III (Cádiz). La Junta de Tratamiento de dicho centro estudió las peticiones de permisos y las denegó, según las citadas fuentes, por lo que ahora puede plantear recurso por la vía judicial ante el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria y, en última instancia, ante la Audiencia de Navarra.

Reconoce la violación que ocurrió en los San Fermines 2016

El Prenda remitió su arrepentimiento -no consta que los otros cuatro condenados por integrar 'La Manada' hayan manifestado su perdón y reconocido la violación- a la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, en un escrito con fecha de 22 de julio.

"Por medio del presente escrito quiero manifestar a título personal (...) mi total arrepentimiento por el delito por el cual cumplo esta condena y mi solicitud personal de perdón a la víctima por los daños causados, los cuales lamento profundamente, y así mismo a sus familiares directos", escribe El Prenda, según el citado medio.

El interno realiza otra petición en su carta: "Que por favor, conste en mi ejecutoria y expediente penitenciario esta solicitud por escrito y se me dé copia de la misma". Según fuentes de la defensa consultadas, la decisión de enviar la carta directamente a la Audiencia de Navarra sin ir por los conductos habituales -el juez de vigilancia penitenciaria- ha sido del propio José Angel Prenda.

Prisión por un delito continuado de violación

El 21 de junio de 2019 el Tribunal Supremo revocó la sentencia inicial del caso, emitida por la Audiencia de Navarra y confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), y frente a dicha condena por abuso sexual elevó las penas para los cinco acusados a 15 años de prisión por un delito continuado de violación con los agravantes específicos de trato vejatorio y actuación conjunta de dos o más personas.

José Angel Prenda, además, es uno de los cuatro miembros de este grupo de WhatsApp condenado en 2020 por el Juzgado de lo Penal número 1 de Córdoba por abusar sexualmente en mayo de 2016 de una joven en la localidad de Pozoblanco y grabar los hechos con un teléfono móvil propiedad de uno de ellos.

En concreto, fue condenado a cuatro años y seis meses de prisión al considerar probado el tribunal que fue quien difundió las imágenes grabadas a través de dos grupos de WhatsApp de los que formaban parte tanto los investigados, como terceras personas ajenas a los hechos enjuiciados.