Cinco años negando los hechos

El Prenda, miembro de La Manada, reconoce la violación de Pamplona y pide perdón a la víctima

José Ángel Prenda, uno de los miembros de La Manada, condenado por la violación múltiple de una joven durante los San Fermínes del año 2016, ha cambiado por primera vez su versión y ahora admite que fue una violación y pide perdón a la víctima.

ondacero.es

Madrid | 07.10.2021 09:19

José Ángel Prenda, uno de los miembros de La Manada, condenado por la violación múltiple de una joven durante los San Fermínes del año 2016, reconoce los hechos en una carta escrita de su puño y letra desde la cárcel de Cádiz en la que cumple 15 años de condena. En ella, a título personal ha mostrado su arrepentimiento total por este delito. Ha pedido perdón a la víctima y también ha solicitado al Tribunal que su perdón conste en su ejecutoria y expediente penitenciario y así se ha comunicado también a la víctima y a sus familiares. Según informan Luis Rendueles y Vanesa Lozano en Caso Abierto.

Es la primera vez que uno de los cinco condenados admite los hechos, ocurridos el 7 de julio de 2016 en el inicio de la fiestas de San Fermín. Una solicitud de perdón que ha confirmado a Onda Cero, Agustín Martínez Becerra, el abogado de La Manada.

"Por medio del presente escrito quiero manifestar a título personal (…) mi total arrepentimiento por el delito por el cual cumplo esta condena y mi solicitud personal de perdón a la víctima por los daños causados, los cuales lamento profundamente, y así mismo a sus familiares directos", escribe José Ángel Prenda.

La familia de la víctima

En su carta, de una sola página, junto a su número de DNI y su NIS (número de identificación del preso), Prenda le pide "a la Ilustrísima Sala" que "este perdón sea comunicado y trasmitido a la víctima y sus familiares a través de los medios que dispone la Administración de Justicia para ello".

Asegura además que "trabajaré incansablemente por reparar el daño". "Son cinco familias destrozadas por una mentira que estoy seguro que en su día diría para salir del paso (…) Espero que acabe con todo esto contando la verdad" afirma.

Permisos penitenciarios

José Ángel Prenda ha pasado cuatro años y tres meses en la cárcel en dos periodos diferentes. Ha cumplido ya la cuarta parte de su condena (15 años), por lo que puede pedir permisos.

'La Manada' buscó "expresamente la situación" sin que la víctima tuviera conocimiento

El Tribunal Supremo afirmó en su sentencia contra 'La Manada' que los cinco condenados por la violación de una joven en los Sanfermines de 2016 "buscaron expresamente la situación sin que la víctima tuviera conocimiento alguno" de lo que iba a suceder y les reprochó su "actitud jactanciosa" y que celebraran como "un triunfo" lo que en realidad fue una "violación múltiple".

La Sala puso en valor el "exceso de la intimidación ejercida" por los cinco condenados -ya en prisión-, quienes además de llegar a cometer "al menos diez agresiones sexuales" estuvieron grabando y sacando fotos a la víctima, situación que le fue "impuesta" a la víctima y de la que se desprende "una clara denigración como mujer".

Condenados también por abusar de una joven en Pozoblanco

La Audiencia Provincial de Córdoba impuso la pena de un año y seis meses de prisión a cada uno de los cuatro miembros de la Manada por abusar sexualmente de una joven en 2016 en Pozoblanco. Se trata de Alfonso Jesús Cabezuelo, José Ángel Prenda, Antonio Manuel Guerrero y Jesús Escudero. La Sección Segunda recogió en una sentencia de 68 folios el relato de los hechos que el titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Córdoba dio por probado y que también condenó a José Ángel Prenda a tres años de prisión por un delito contra la intimidad. Prenda fue quien grabó las imágenes que recogen los abusos, elemento esencial de prueba en la causa.

La única modificación que la Audiencia cordobesa introdujo en la sentencia de primera instancia fue la cuantía de la indemnización a la víctima, una joven a los que los integrantes de la Manada recogieron en la feria de Torrecampo y desplazaron hasta Pozoblanco, trayecto en que se realizaron los abusos.