COVID-19

Positividad retrasada de Covid: por qué hay tantos contagiados que dan negativo en los test

Muchos contagiados están dando negativo en los test de antígenos cuando empiezan a experimentar los síntomas comunes asociados al Covid. ¿Por qué ocurre esto? Te explicamos a qué se debe el fenómeno de la positividad retrasada.

👉 Covid persistente: qué es, cuáles son los síntomas y cómo afecta a nuestro organismo

🦠 Nueva variante Covid: los síntomas de Centaurus, la mutación más contagiosa de Ómicron

Esther García Amaro | ondacero.es

Madrid | 09.07.2022 14:10

Positividad retrasada de Covid: por qué hay tantos contagiados que dan negativo en los test
Positividad retrasada de Covid: por qué hay tantos contagiados que dan negativo en los test | Pexels

España se encuentra inmersa en una nueva ola de Covid-19. La expansión de las nuevas variantes BA.4 y BA.5 -más contagiosas y con escape vacunal- está detrás del aumento de casos, hospitalizaciones y de la incidencia acumulada que, en la población vulnerable, ya alcanza los 1.225,28 puntos.

Esta explosión de contagios ha disparado de nuevo la venta de test de antígenos en farmacias. Pero muchas personas que presentan síntomas asociados al Covid están dando negativo al realizarse la prueba, y esto provoca que descarten la enfermedad y continúen haciendo vida normal, sin aislarse ni cumplir con el protocolo establecido en estos casos.

Sin embargo, cuando a los pocos días repiten el test, el resultado es positivo, aunque los síntomas son los mismos. ¿Por qué ocurre esto?

Por qué doy negativo en el test si estoy contagiado

Uno de los motivos que explica este fenómeno de positividad retrasada es que con las nuevas variantes BA.4 y BA.5 -predominantes en nuestro país- se ha reducido el periodo de incubación, lo que implica que el sistema inmune tarda menos en reaccionar al virus y, por tanto, los síntomas aparecen antes: congestión nasal, fiebre, fatiga...

Así, si el periodo de incubación de la variante Alpha era de 5 a 7 días y con Delta se redujo a cuatro días, con Ómicron, el periodo entre la infección y la aparición de los síntomas se acortó aún más aún y es de tan solo tres días, según ha informado la agencia de seguridad sanitaria del Reino Unido.

Defensas actualizadas con las vacunas

Las vacunas son un factor determinante en este cambio. Antes, los síntomas aparecían cuando la carga viral estaba alcanzando su pico, pero las vacunas hacen que nuestro cuerpo detecte el virus más rápido y lo neutralice antes de que se desarrolle por completo. Esto explica que los síntomas ahora sean más leves y duren menos.

Los test antígenos que compramos en las farmacias son sensibles a una carga viral determinada y, si se acorta el periodo de incubación y los síntomas aparecen antes, la carga viral no será lo suficientemente alta como para ser detectada por una prueba de este tipo.

Por ello, los expertos aconsejan que si se tienen síntomas compatibles con la Covid-19 y el test da negativo, repitamos la prueba al día siguiente y también 48 horas después, es decir, durante varios días, ya que el positivo puede dar la cara más tarde que los síntomas.