Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

tras una negociación que se ha prolongado casi cinco horas

El policía nacional atrincherado se entrega en los juzgados de La Almunia

El policía nacional que permanecía atrincherado en los juzgados de La Almunia de Doña Godina (Zaragoza) armado con una pistola se ha entregado a la Guardia Civil tras una negociación que se ha prolongado casi cinco horas.

Efe | Madrid | Actualizado el 16/07/2018 a las 21:44 horas

Imagen de los juzgados de La Almunia de Doña Godina

Imagen de los juzgados de La Almunia de Doña Godina / Google maps

Según ha informado la Guardia Civil, el detenido es un hombre de 58 años que en el momento de salir de su encierro portaba una pistola, dos cargadores y una navaja y que ha mantenido en situación de alarma a los vecinos de la población.

Otras fuentes de la investigación consultadas han destacado que el detenido es un policía nacional destinado en Tudela (Navarra), aunque han asegurado desconocer los motivos por los que

se habría desplazado a La Almunia.

El hombre, que se mostraba tranquilo al salir de su encierro, ha sido evacuado a un centro hospitalario de Zaragoza para ser sometido a un peritaje psiquiátrico antes de ser puesto a disposición judicial en los propios juzgados en los que se ha atrincherado.

Este individuo ha entrado en el edificio de los juzgados sobre las 12.30 horas y ha anunciado que tenía la intención de suicidarse, tras lo que ha pedido a todas las personas que se encontraban en su interior que salieran del edificio.

Por motivos de seguridad, también se ha desalojado una escuela infantil y un colegio cercanos, se han cerrado los comercios de la zona y se ha pedido a los vecinos que no se asomaran a las ventanas y balcones.

La entrega se ha producido sobre las 16.45 horas, después de que el negociador de la Guardia Civil haya conseguido que el policía atrincherado depusiera su actitud.

Aunque no se han dado a conocer los motivos de su acción, fuentes vecinales presentes en el juzgado en el momento de producirse los hechos han indicado que el policía se había acercado a interponer una denuncia y que después de hablar con el funcionario habría tomado la decisión de pedir a funcionarios y usuarios que salieran del edificio.

Otras fuentes no descartan que la motivación esté relacionada con dificultades con una entidad bancaria.