Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

En declaraciones a los periodistas

El padre de Patricia Aguilar dice que su hija sufrió un "rapto psicológico" por el líder de la secta

El padre de Patricia Aguilar, la joven española encontrada por la Policía en una secta en Perú, ha dicho a los periodistas que su hija ha sido víctima de un "rapto psicológico" por parte del líder del grupo, Félix Manrique.

EFE | Madrid | Actualizado el 17/07/2018 a las 02:58 horas

La joven Patricia Aguilar tras ser encontrada por la Policía en la selva peruana

La joven Patricia Aguilar tras ser encontrada por la Policía en la selva peruana / EFE

En declaraciones a los periodistas en Lima, adonde viajó para impulsar la búsqueda de su hija, Aguilar dijo que la muchacha, de 19 años, fue captada a través de Internet por Manrique, que manejaba teorías apocalípticas en la red y formó la secta Gnosis.

Patricia "fue a contar un sueño suyo a través de una página esotérica" y Manrique le contestó y "la llega a captar cuando tenía 16 años por Internet", explicó su progenitor.

La joven abandonó España al cumplir 18 años y su familia empezó su búsqueda hasta dar con su paradero en Perú, donde la secta de Manrique tenía a varias mujeres y niños en San Martín de Pangoa, ubicada en la selva de la región Junín.

Aguilar dijo haber visto a su hija "bastante mal y delgada", acompañada de una bebé de un mes que se presume es la hija que ha tenido con Manrique.

"Fuimos con la Policía a que nos ayuden a sacarla de donde estaba, ahora vamos a ver como está, no sé cómo se encuentra (psicológicamente)", anotó.

Aguilar agregó que quiere regresar a su país con su hija, pero que si ella no lo desea, "ya veremos la forma de que lo haga", porque indicó que "no es posible que esté desaparecida sin un número de domicilio".

El director de la división policial de Trata de Personas, coronel Antonio Capa, declaró a la prensa que el operativo de detención de Manrique permitió el rescate de tres mujeres y cinco menores que presentan "un alto grado de desnutrición" y son atendidos por el Ministerio Público y el ministerio de la Mujer.

Tres menores son hijos de la esposa de Manrique, otro menor es hijo de una conviviente y la bebé de un mes es hija de la española, indicó el jefe policial.

Manrique está detenido y será investigado por el presunto delito de trata de personas, cargo que fue denunciado por el padre y los familiares de otras de las mujeres de la secta.

Precisamente, la hermana de otra de las víctimas de Manrique, Adriana Vega, declaró a los periodistas que el líder de la secta estudió filosofía y que toma "diferentes religiones para acoplarlas a su conveniencia" y captar a mujeres con las que mantiene relaciones sexuales.

La mujer pidió a las autoridades peruanas "que no lo dejen libre porque no puede ser posible que esté captando niñas" para manipularlas a su conveniencia.

La joven española se marchó de su casa de Elche (España) el 7 de enero de 2017, apenas cumplidos los 18 años.

La familia de Aguilar comenzó una búsqueda y pronto denunció que había caído en manos de la secta liderada por Manrique, si bien la propia joven se presentó en varios medios de comunicación donde afirmó que se encontraba junto a Manrique por su propia voluntad.