Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Crisis del coronavirus

¿Qué tiene que pasar para que haya un nuevo confinamiento en septiembre?

Con el final del verano en el horizonte, muchos temen un nuevo confinamiento general que haga retroceder a nuestro país a la situación vivida en marzo, ante el avance de los rebrotes y los nuevos casos. Conoce aquí las condiciones que tendrían que cumplirse para plantear la opción de un nuevo confinamiento.

- Estas son las 11 medidas aprobadas por Sanidad para frenar la expansión del coronavirus

- ¿Qué mascarillas son más eficaces para protegernos del coronavirus?

ondacero.es
  Madrid | 12/08/2020
¿Qué tiene que pasar para que haya un nuevo confinamiento en septiembre?

¿Qué tiene que pasar para que haya un nuevo confinamiento en septiembre? / EFE

El paso de la pandemia por nuestro país sigue imparable durante el verano, por lo que muchos expertos ya hablan de la posibilidad de un nuevo confinamiento general no más allá del mes de septiembre. ¿Qué supuestos tendrían que darse para volver a lo vivido en marzo?

Transmisión comunitaria sin control

El propio Fernando Simón señaló en rueda de prensa las condiciones que se deberían dar para volver a un confinamiento a partir de septiembre. La primera de ellas, una alta transmisión comunitaria: "Si hubiera un grado de transmisión comunitaria que no podemos controlar".

El director del CCAES añadió que en nuestro país no se ha llegado a dicha situación este verano, pese a que no hay una cifra exacta en la que hay que basarse para tomar la decisión.

La "preocupante" situación en Aragón, con unos 500 casos por cada 100.000 habitantes, ha hecho saltar las alarmas en varios expertos. En Alemania, por ejemplo, hay un límite por el cual se debe regresar a una fase previa en la desescalada: 50 positivos por cada 100.000 habitantes.

Un brote en un territorio muy amplio

Otra de las razones de peso para plantearse un confinamiento general sería la de un brote localizado en un territorio muy amplio y que pueda ocasionar un serio riesgo para la población.

Ese supuesto ya se ha originado en lugares como Aranda de Duero, Totana, Íscar o Pedrajas, donde se tomó la decisión del confinamiento -no tan restrictivo como el de marzo- ante el avance que suponía la pandemia en estos municipios.

Medidas "insuficientes" por parte de las comunidades

Por último, otro motivo para poner sobre la mesa la opción del confinamiento sería que las medidas adoptadas por las comunidades autónomas no se consideren como suficientes para garantizar la seguridad del territorio y poder controlar así la transmisión del virus.

En este sentido, se presentaría la condición del estado de alarma. Y es que actualmente las comunidades tienen el poder de gestión sobre la emergencia sanitaria, con la capacidad de decisión en dicho territorio. Solo con un estado de alarma, donde se centraliza esa gestión en el Gobierno de España, haría posible un confinamiento similar al vivido en marzo.

Seguro que te interesa...

- Rebrotes activos y mapa de focos activos del coronavirus en España