Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LA POLICIA ESTÁ INVESTIGANDO EL SUCESO

Muere un niño de 12 años por un disparo fortuito en Valladolid

Un niño de 12 años falleció anoche en Valladolid a consecuencia de la herida de bala que le provocó un disparo, al parecer fortuito, de un revolver de pequeño calibre, cuando estaba en una vivienda en compañía de otro menor de 16 años.

Efe | Madrid | Actualizado el 17/07/2018 a las 03:41 horas

Ambulancia del 112 CyL

Ambulancia del 112 CyL / 112 CYL/Archivo

Según ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla y León a través de un comunicado, los hechos se han producido en una vivienda de la calle Francisco Mendizábal de la capital, en la que los dos menores estaban solos.

El arma, un revolver de pequeño calibre, pertenecía a un familiar de los dos menores y el disparo, según las primeras investigaciones de la Policía Nacional, se produjo de forma fortuita en torno a las 21.50 horas de ayer.

El menor fue trasladado urgentemente al Clínico de Valladolid donde no fue posible evitar su muerte, según las mismas fuentes, y el otro menor fue llevado al otro centro sanitario de la ciudad, el Río Hortega, víctima de un ataque de ansiedad.

La Jefatura Superior de Policía de Castilla y León sigue investigando las causas de la muerte del niño.

Se ha detenido al abuelo del niño. Este hombre, de 75 años, fue detenido de madrugada, tras el suceso que se produjo a las 21.50 horas de ayer, por tenencia ilícita de armas, y permaneció durante la noche en la comisaría de Delicias, y esta mañana ha sido puesto a disposición judicial.

Fuentes de la Policía Nacional indicaron que el suceso se produjo cuando el menor se encontraba con su primo carnal, de 16 años, en la vivienda del abuelo de ambos, y, al parecer, el arma se disparó de forma fortuita. Las primeras hipótesis apuntan a un accidente, porque, según la familia, ambos niños "eran uña y carne" y no existían desavenencias entre ambos.

El menor de 16 años vivía con su abuelo en el piso donde se produjeron los hechos y el otro nieto acudió a la casa de sus familiares a visitarles, según las pesquisas practicadas por los agentes. No obstante, no se sabe quién fue el autor del disparo, porque el menor de 16 años, que fue trasladado al hospital Río Hortega de Valladolid, víctima de un ataque de ansiedad, tras ser dado de alta, se negó a declarar sobre lo sucedido.

La Policía Nacional confirmó que el abuelo tiene dos antecedentes policiales, uno hace 30 años, por un homicidio en grado de tentativa y otro hace 22, por un delito contra la propiedad, al parecer, un robo con fuerza. Los implicados son de etnia gitana.