Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

TERREMOTOS DEL 11 DE MAYO DE 2011

Lorca se encuentra en la recta final del proceso de reconstrucción siete años después de los seismos

Lorca ha entrado en la recta final del proceso de reconstrucción que inició tras los terremotos que la devastaron el 11 de mayo de 2011, de los que mañana se cumplen siete años, y que causaron nueve muertos, 324 heridos y 1.200 millones de euros en daños en la mayor tragedia sísmica de la historia reciente de España.

EFE | Madrid | Actualizado el 16/07/2018 a las 21:22 horas

terremotos Lorca

terremotos Lorca / terremotos Lorca

Una cantidad similar se ha invertido desde entonces para reconstruir y reparar lo dañado, según ha contado hoy la concejala de Urbanismo y Gestión de la Recuperación de la Ciudad tras los Terremotos, Saturnina Martínez, que ha explicado que esta multimillonaria inversión ha sido aprovechada refundar la "Nueva Lorca".

Ese el concepto que las administraciones han acuñado para definir el proceso a que ha sido sometida la ciudad desde el año 2011, una marca que resume la reparación de lo dañado, la reconstrucción de lo destruido y la redefinición de la trama y los servicios de la localidad, aprovechando la catástrofe.

Martínez, que ha ofrecido un balance estadístico de las actividades de su departamento estos siete años, ha explicado que hasta el momento han sido reconstruidas 1.069 viviendas de las 1.482 que fueron derribadas por los temblores, 150 más que hace un año.

El resto se encuentra en la fase final de la reedificación, y de ese porcentaje 232 viviendas corresponden a los edificios del barrio de San Fernando, y el resto a los edificios Los Almendros y Don Álvaro, situados en los barrios de FuerzasArmadas y La Viña, respectivamente.

Martínez ha resaltado que se trata de edificios mucho más seguros, que cumplen con creces la normativa de construcción sismorresistente, aunque las leyes de edificación no han sido modificadas tras los seísmos de Lorca, pese al debate que se abrió al respecto tras los terremotos.

En todos los casos la reconstrucción de viviendas concluirá durante el año 2019, ha dicho Martínez, que ha recordado que la catástrofe provocó daños a 24.000 inmuebles, 800 locales de negocio y 75 monumentos. El portavoz del equipo de Gobierno, Francisco García, ha resaltado que el proceso de regeneración urbana de la ciudad ha supuesto una inversión de 70 millones de euros en siete años de la que se han beneficiado los barrios de La Viña, San José, Alfonso X, San Diego, los Barrios Altos, y el de Apolonia-Los Ángeles.

En todos ellos se han renovado todos los servicios e infraestructuras, trabajos que ahora están en ejecución en el distrito centro, el barrio de San Cristóbal, Santa Quiteria, San Fernando y Alameda de Cervantes. Entre las inversiones previstas en ese ámbito para los próximos meses se encuentra la renovación urbana integral de los barrios de Cristo Rey-La Salud, Europa, Santa Clara, San Antonio y Jerónimo Santa Fe.

En el ámbito del patrimonio histórico se han restaurado más del 80 por ciento de todos los bienes culturales que resultaron afectados, con una inversión pública y privada que asciende a 64 millones de euros y que situado a la ciudad en un "nuevo Renacimiento" artístico, según ha dicho esta semana el alcalde, Fulgencio Gil.

Como consecuencia de los temblores también tuvieron que ser reconstruidos institutos y centros académicos, pabellones deportivos y centros culturales y solo en el ámbito sanitario las inversiones superaron los 17 millones de euros. Ahora el consistorio ultima la construcción de un gran palacio de ferias y congresos que será el corolario de las nuevas infraestructuras con las que será dotado el municipio, mientras que en el ámbito de las comunicaciones el municipio espera la llegada del Ave con los trenes soterrados bajo la ciudad y la construcción de una gran ronda de circunvalación que sacará del centro de Lorca siete millones de coches al año.