UN CASO ARCHIVADO

Grabar imágenes íntimas de mujeres para subirlas a webs pornográficas no es delito para un juez de Lugo

El juez que instruye el caso de las grabaciones a mujeres mientras orinaban en la calle en una romería en A Maruxaina (Lugo) archiva de nuevo las investigaciones.

ondacero.es

A Coruña | 28.09.2021 08:51

Manifestación feminista en el centro de Vigo
Manifestación feminista en el centro de Vigo | EFE

El juez que instruye el caso de las grabaciones a mujeres mientras orinaban en una fiesta en A Maruxaina de Cervo (Lugo) ha desestimado de nuevo la denuncia mientras colectivos feministas gallegos recurren ante la Audiencia Provincial de Lugo el auto que archiva por segunda vez la denuncia por las grabaciones para luchar porque no se cierre la causa y se investigue a los autores de los vídeos.

En las grabaciones más de un centenar de mujeres, entre ellas menores, fueron grabadas en 2019 con cámaras ocultas, el contenido en el que además se muestran sus rostros, fue difundido a través de páginas web de pornografía. El caso despertó la solidaridad de algunas asociaciones feministas, Administraciones y partidos políticos, que en abril del mismo año se sumaron a una manifestación multitudinaria

El criterio del juez instructor no considera delito los vídeos de mujeres orinando en la calle captados con cámara oculta y que fueron subidos a páginas web pornográficas, algunas de ellas de pago. A diferencia de la visión de la Fiscalía, que sí considera que hay un delito contra la intimidad y estima que "alternativamente" puede existir también otro contra la integridad moral de las víctimas.

La asociación de Mujeres En Igualdad Burela (Bumei), que apoya a las víctimas en su lucha judicial, ha presentado ya un recurso contra el auto emitido a comienzos de septiembre del caso ante la Audiencia Provincial de Lugo. La presidenta de la entidad, Mary Fraga sostiene: "No vamos a desistir en nuestro empeño"

En primer lugar, el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Viveiro argumenta que los hechos denunciados no constituyen un delito contra la intimidad o el derecho a la propia imagen porque las imágenes se obtuvieron en la vía pública, por lo que deberían ser tratados por la vía civil y no la penal.

También rechaza que las grabaciones supongan un delito contra la integridad moral, en este caso porque "no se aprecia el ánimo tendencial de quebrantar la resistencia física y moral" de las mujeres que fueron filmadas mientras hacían sus necesidades durante la celebración de las fiestas de A Maruxaina del año 2019.

Por lo tanto, el juez instructor se reafirma en la decisión dictada hace seis meses y acuerda el sobreseimiento provisional de la denuncia.

El colectivo denunciante, que organizó una movilización en la que participaron centenares de personas tras el archivo de la denuncia en marzo, espera ahora a la decisión de la Audiencia Provincial de Lugo, que debe resolver un recurso de apelación.