LEY 'SOLO SÍ ES SÍ'

El Gobierno retoca el Código Penal para aclarar la interpretación de la ley del 'solo sí es sí' y frenar la rebaja de penas

El Gobierno incluirá una enmienda transaccional en la reforma del Código Penal que servirá para reinterpretar la ley del 'solo sí es sí'.

👉 Las advertencias sobre la ley solo sí es sí antes de que fuese aprobada

👉 Qué partidos votaron a favor de la ley del solo sí es sí

Imagen de archivo de la ministra de Igualdad, Irene Montero, a su llegada al pleno del Congreso.
Imagen de archivo de la ministra de Igualdad, Irene Montero, a su llegada al pleno del Congreso. | EFE/Chema Moya

El Gobierno aclarará la interpretación de la ley del 'solo sí es sí' ante la avalancha de rebajas de condenas a condenados por agresión sexual, que han visto cómo la reforma del Código Penal ha propiciado una reducción de sus penas en casi un centenar de casos.

Por ello, PSOE y Podemos han pactado incluir una enmienda transaccional a la que ha tenido acceso Onda Cero y retocar así la reforma del Código Penal. Se trata de un párrafo que no modifica ninguno de los artículos del mismo, sino que expone los motivos y aclara la interpretación de la ley del 'solo sí es sí'.

Así, el Ejecutivo busca frenar las rebajas de condenas bajo una aplicación "correcta" de los cambios realizados en el Código Penal con una enmienda transaccional que no está incorporada todavía al dictamen de la Comisión aprobado este martes, sino que se prevé su aprobación en el Pleno extraordinario de este jueves en el Congreso de los Diputados.

El texto de la enmienda transaccional

Onda Cero ha podido acceder al texto de la enmienda pactada entre PSOE y Podemos, que también ha firmado el PDeCAT. Este es el texto íntegro:

"Para la aplicación de las reformas penales contenidas en esta ley a los delitos cometidos antes de su entrada en vigor, las disposiciones transitorias primera, segunda y tercera reproducen las disposiciones transitorias de otras Leyes Orgánicas destinadas a modificar el Código Penal, como la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, o la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, que a su vez se corresponden sustancialmente con las que en su momento estableció el Código Penal de 1995, en su redacción original dada por la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, que son disposiciones que hoy se encuentran vigentes y han sido convenientemente interpretadas por el Tribunal Supremo. Por consiguiente, aun cuando no se estableciera régimen transitorio en esta Ley, se llegaría a las mismas conclusiones por aplicación del artículo 2.2 del Código penal y de la Disposición Transitoria Quinta de la Ley Orgánica 10/1995. No obstante, la diversidad de interpretaciones realizadas en recientes reformas que afectan al Código Penal aconseja su introducción expresa, conforme al principio de seguridad jurídica garantizado en el artículo 9.3 de la Constitución Española".

¿Por qué se aplica una reducción de condena a violadores con la ley del solo sí es sí?

La nueva ley impulsada por Igualdad considera que todo acto sexual sin consentimiento será considerado como "agresión sexual", por lo que hace converger a lo que antes se denominaban agresiones y abusos sexuales, eliminándose esta última expresión del Código Penal.

En el primer caso en el que se logró una rebaja de pena en España, el acusado fue condenado por el mínimo para el delito de abuso sexual: ocho años de cárcel. Con la entrada en vigor de la nueva legislación, el abogado solicitó el cambio al nuevo mínimo establecido para el delito de agresión sexual con penetración a un menor de edad, que queda en seis años de prisión.

Así, el auto de este caso de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, al que tuvo acceso Onda Cero, afirmaba que la pena mínima que contempla el artículo 183.1 y 3 es de seis años de prisión, razón por la que, conforme a lo dispuesto en el artículo 2.2 del Código Penal, la pena resulta "más favorable para el reo", por lo que procedía a la revisión en el sentido interesado del acusado.

Esta rebaja de pena, a la que no se opuso la Fiscalía, cumple con lo establecido en la nueva ley, que cambió la horquilla de los delitos con el objetivo de contemplar los diferentes escenarios del delito y hacer converger todos los conceptos en el de "agresión sexual". Esto implica que se abre la horquilla de los delitos y cambian las penas.

En la práctica, esto ha supuesto la revisión a la baja de penas en medio centenar de condenados, lo que ha valido para las críticas de la oposición ante la nueva normativa. El Gobierno se abrió incluso a su posible modificación mientras desde Igualdad se achacó a la interpretación de una Justicia "machista". Finalmente, no habrá cambio en la ley, sino un párrafo que matiza la misma y expone los motivos para tratar de poner fin a las reducciones de condenas.