Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Antes de que acuda la Armada española

La Fiscalía italiana ordena la incautación del Open Arms y el desembarco de migrantes

La Fiscalía de Agrigento (Sicilia) ha ordenado la incautación del barco humanitario español "Open Arms" y el desembarco inmediato de los alrededor de 90 migrantes que siguen a bordo en el puerto de Lampedusa (Italia), informaron los medios italianos.

Europa Press | ondacero.es

Patronaggio estima necesaria esta medida por las condiciones en que se encuentran los migrantes y pese a que el Gobierno español ha anunciado este martes el envío de una patrullera a Lampedusa para trasladar a un puerto balear a los migrantes, según la agencia Adnkronos.

El 'Open Arms' será trasladado al puerto de Licata, situado en el sur de Sicilia y donde ya se encuentran bloqueados sendos barcos de las ONG Mediterranea Saving Humans y Sea Watch.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, había anticipado poco antes la posibilidad de que el fiscal tomase medidas, pero ha insistido en su defensa de la doctrina de "puertos cerrados" aunque le llegase la "enésima" denuncia en contra. Salvini ha asumido el "riesgo personal" al que se expone.

Así, y durante una comparecencia en Facebook, ha descartado que los migrantes y refugiados que siguen a bordo del 'Open Arms' pudiesen desembarcar en Italia con su permiso, especialmente ahora que ha "convencido" a España de que envíe una patrullera de la Armada.

El líder de la Liga, que ha comparecido al término de la sesión en el Senado en la que el primer ministro, Giuseppe Conte, ha anunciado que su dimisión, ha insistido en la necesidad de celebrar elecciones --"la soberanía reside en el pueblo", ha dicho-- y ha defendido sus políticas en defensa de la "dignidad", la "libertad" y la "soberanía" italiana.

En este ámbito ha enmarcado su doctrina de 'puertos cerrados', en virtud de la cual el barco de la ONG Proactiva Open Arms lleva más de dos semanas esperando desembarcar a los migrantes rescatados en el Mediterráneo. España, Portugal, Francia, Alemania, Rumania y Luxemburgo ya se habían ofrecido a repartirse a estas personas.

CRÍTICAS A SUS SOCIOS Y A LA ONG

El ministro italiano ha criticado a quienes desde dentro del Gobierno italiano sugerían que se autorizase la entrada en puerto del 'Open Arms', especialmente ahora que se había "convencido" al Ejecutivo español para que enviase un buque militar.

Salvini ha cargado también contra la ONG, a la que ha acusado de cometer un "atentado a la soberanía nacional" por insistir en el desembarco en Italia incluso después de que el Gobierno de España ofreciese varios puertos. Proactiva Open Arms alegó que ni el barco ni sus ocupantes estaban en condiciones de emprender dicha travesía.