CORONAVIRUS

Fin de las mascarillas: esta es la situación de los países que ya han eliminado su uso obligatorio en interiores

España es uno de los últimos países que adopta la norma del fin de las mascarillas en interiores. Conoce aquí cómo se encuentran los otros países que ya han optado por eliminaron su obligatoriedad.

ondacero.es

Madrid | 20.04.2022 06:07

Pasajeros se protegen con mascarillas / Efe
Pasajeros se protegen con mascarillas | Efe

Casi dos años después de la norma que obligaba a llevar mascarillas, éstas dicen adiós en espacios interiores este miércoles 20 de abril. Salvo excepciones, España dice adiós a la mascarilla, siendo uno de los últimos países en adoptar esta norma.

Reino Unido fue el primer país que tomó dicha decisión, el pasado 27 de enero, cuando muchos países también eliminaron la mascarilla en lugares cerrados: Francia, Alemania, Países Bajos, Dinamarca, Bélgica, Irlanda, Hungría, Rumanía, Luxemburgo, Croacia, Estonia, República Checa, Eslovenia, Austraia, Lituania y Polonia tampoco obligan a llevarla en interiores.

Países que mantienen la mascarilla

La mayoría de los países europeos han optado por retirar la obligatoriedad de la mascarilla, aunque sigue habiendo otros que la mantienen. Es el caso de Portugal, Malta, Eslovaquia, Italia y Grecia, aunque en estos dos últimos ya han confirmado que dejará de ser obligatoria en un espacio breve de tiempo.

La incidencia en los países sin mascarilla

Todos los países que han retirado la exigencia de la mascarilla en espacios interiores registran incidencias acumuladas más altas que las de España, con los casos de Francia o Alemania, que ya registran un incremento notable de contagios por coronavirus.

Reino Unido también ha sufrido un fuerte aumento de contagios, con una media de 70.000 contagios en 7 días en las últimas semanas, mientras que otros países como Polonia, Rumanía, Bélgica o Hungría registran una tendencia a la baja en la incidencia semanas después de haber eliminado la mascarilla.

Datos Covid en España

España ha sido uno de los últimos países en incorporar esta norma, aunque los contagios se han visto incrementados después de la Semana Santa. Y es que el Ministerio de Sanidad ha registrado 74.679 nuevos casos de coronavirus, de los que 35.456 se han producido en mayores de 60 años, lo que eleva a 11.736.893 la cifra total de contagios en España desde el inicio de la pandemia.

Respecto a la incidencia media actual de contagios en España en los últimos 14 días en personas mayores de 60 años, el informe muestra un aumento de más de 70 puntos en la última semana, situándose en los 505,86 casos por cada 100.000 habitantes, en comparación con los 435,42 notificado el pasado martes por el departamento dirigido por Carolina Darias. En las pasadas dos semanas se ha registrado un total de 62.312 positivos en este grupo de edad.

En cuanto a los fallecidos por Covid-19, se han notificado 455 más, de los cuales 187 se han registrado en la última semana. Esto hace que la cifra global de muertos por coronavirus en España se eleve a las 103.721 personas.

Actualmente hay 5.635 pacientes ingresados por Covid-19 en toda España (frente a los 4.779 de hace una semana) y 345 en una UCI (se registraron 368 el martes pasado). La tasa de ocupación de camas ocupadas por coronavirus se sitúa en el 4,59 por ciento (frente al 3,87% del martes pasado) y en las UCI en el 3,84 por ciento (en comparación con el 4,07% de hace una semana).

Fin de las mascarillas: ¿cuándo habrá que seguir llevándola?

La mascarilla seguirá siendo obligatoria en centros, servicios y establecimientos sanitarios, incluyendo las farmacias. También se mantendrá, como confirmó este lunes el presidente del Gobierno en todos los transportes.

"Fuera de ahí, será un uso responsable, especialmente para las personas vulnerables", afirmó la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que no descarta que en el futuro se tenga que dar marcha atrás con esta relajación si los datos empeoran.

A la espera de los pormenores del texto en el que se ha estado trabajando hasta última hora, lo que se sabe de momento es que a partir de mañana solo habrá que ponérsela obligatoriamente en "aquellos espacios en los que puede haber personas con vulnerabilidad".

Es decir, visitantes y trabajadores de centros, servicios y establecimientos sanitarios -incluyendo las farmacias- y sociosanitarios, especialmente las residencias, aunque no las personas ingresadas en ninguno de estos lugares a menos que estén usando espacios comunes.

Más allá de eso, se establecerán usos responsables, con recomendaciones que, según explicó Carolina Darias el día que anunció desde Toledo la fecha en la que el Gobierno levantaría la imposición de la mascarilla en interiores, no formarían parte del real decreto.

De esta forma, la mascarilla se aconsejará "cuando hay aglomeraciones y cuando se trate de personas vulnerables", en la línea de lo que propusieron los expertos de la ponencia de alertas en los que el Ejecutivo se ha apoyado para tomar esta decisión.