En comparecencia

Fernando Grande-Marlaska, condena los hechos violentos en las protestas por Pablo Hasél: "Son actitudes injustificables"

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha dejado claro que los sucesos violentos de estos días son actitudes injustificables en una sociedad, ha querido remarcar, democrática. Y ha recordado que la policía está para hacer frente a ellos garantizando los derechos y libertades de toda la sociedad.

Arancha Martín

Madrid | 19.02.2021 10:32

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha reconocido el trabajo de las fuerzas de seguridad del Estado y ha denunciado las actitudes "injustificables" de los violentos, como las de esta semana en Barcelona o Madrid en las protestas por la entrada en prisión del rapero Pablo Hasel. Marlaska ha aprovechado su comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso para abordar la respuesta que se dio en el temporal Filomena para iniciar su intervención con unas palabras de apoyo a la Policía Nacional y resto de cuerpos de seguridad.

El ministro ha reconocido el trabajo de las fuerzas de seguridad "prestando servicio a la ciudadanía, especialmente a los colectivos más vulnerables". "Esa misma Policía Nacional -ha agregado- que garantiza los derechos y libertades de toda la sociedad frente a una minoría que con un concepto equivocado de los derechos, hace uso de la violencia". Para el titular de Interior, se trata de actitudes "injustificables" en una sociedad democrática". Marlaska ha expresado además su reconocimiento a los empleados públicos de la Policía Nacional y del resto de las fuerzas de seguridad.

El miércoles, los incidentes en Barcelona por el ingreso en prisión del rapero Pablo Hasel se replicaron en Madrid, donde hubo altercados en los aledaños de la Puerta del Sol, que se saldaron con 19 personas detenidas y 55 heridas, de las que 35 son policías. Hasel, condenado a nueve meses de prisión por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona, se encerró el lunes pasado en el edificio del rectorado de la la Universidad de Lleida, pero en la mañana del martes los Mossos de Esquadra le detuvieron y le condujeron a la cárcel Ponent, de Lleida para que cumpla su pena.

Nueva noche de disturbios en varias ciudades españolas en apoyo a Pablo Hasel

Las manifestaciones para protestar por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel se han reproducido por tercera noche consecutiva en varias ciudades catalanas, entre ellas Barcelona donde al menos una persona ha sido detenida, y por segunda vez en Valencia, donde se han practicado ocho detenciones y al menos hay un herido.

La quema de contenedores, las barricadas, las cargas policiales y las carreras por las calles han vuelto a Barcelona, Tarragona y Sabadell, y también a la ciudad de Valencia, donde ya hubo incidentes el pasado martes. Sin embargo, la protesta convocada en Barakaldo y a la que se han sumado varios cientos de jóvenes ha transcurrido sin incidentes.

Las protestas en Cataluña han ido más allá de la petición de libertad para Pablo Hasel -encarcelado en la prisión de Lleida por enaltecimiento del terrorismo- pues los manifestantes han protestado por la actuación de los antidisturbios de los Mossos d'Esquadra en las dos noches precedentes, que se saldaron con una cincuentena de detenidos y una joven que, presuntamente, ha perdido la visión de un ojo por el disparo de un proyectil de foam.