NIÑAS DESAPARECIDAS

Estos son los últimos hallazgos en el caso de las niñas desaparecidas en Tenerife

Anna y Olivia desaparecieron en Tenerife el pasado 27 de abril y todavía no hay rastro de ellas, sin embargo, la Policía avanza con sus investigaciones y ha recabado algunas pistas.

ondacero.es

Madrid | 09.06.2021 06:02

La madre de las niñas desaparecidas en Tenerife difunde un video al sospechar que pueden estar en Sudamérica
La madre de las niñas desaparecidas en Tenerife difunde un video al sospechar que pueden estar en Sudamérica | rrss

Hace más de un mes que Tomás Gimeno secuestró a sus dos hijas, Anna y Olivia, y desde entonces, no se las ha vuelto a ver a pesar de los grandes esfuerzos de los cuerpos de seguridad por encontrarlas. Las últimas investigaciones localizaron en el fondo del mar, a más de 1.000 metros de profundidad, una bombona de oxígeno y una funda de nórdico, que hoy la Guardia Civil ha confirmado que pertenecen al progenitor de las pequeñas.

Podrían ser trasladados al Servicio de Criminalística de la Guardia Civil en Madrid para analizarlos en las próximas horas, en busca de pruebas sobre el paradero de las niñas y su padre. Tomás Gimeno era aficionado a deportes submarinos y solía utilizar este equipamiento para sus escapadas marinas, por lo que la botella ha sido identificada gracias al número de serie.

Aunque el buque terminaba hoy las labores de rastreo, ahora continuará con la búsqueda al menos hasta el próximo día 14. Durante este tiempo en el que ha trabajado ininterrumpidamente durante el día y la noche, la embarcación ha realizado un rastreo en una superficie de unas diez millas cuadradas.

Su madre, angustiada ante este descubrimiento

En Espejo Público, Joaquín Amills, presidente de SOS Desaparecidos y portavoz de Beatriz Zimmermann, madre de Anna y Olivia, aseguró que este nuevo hallazgo le ha afectado mucho. Según explicó, cree que "si esta información hubiera llegado por Guardia Civil y ellos le hubieran comunicado el hallazgo, no hubiera estado tan preocupada como al haberse enterado por la prensa, comentarios y publicaciones".

El portavoz de la familia también insistió en que la madre de las pequeñas se encuentra "muy mal" ahora mismo y comentó que, aunque ha intentado intercambiar palabras con ella, apenas han podido porque Beatriz no ha dormido en toda la noche tras enterarse del descubrimiento de una funda nórdica y la botella de oxígeno en el mar.

El mensaje de la abuela de las niñas

Beatriz Zimmermann, la madre de las pequeñas, sigue poniendo todas sus esperanzas en encontrarlas. Compartió en las redes sociales una foto de su madre, ya fallecida, junto a un emotivo mensaje.

"Anna y Olivia, su abuelita desde el cielo les da toda la fuerza para que vuelvan con su mami. Si miran las estrellas, acuérdense de que ella nos vigila, nos guía y nos anima a ser fuertes. Como siempre lo fue ella", escribió en el post.

"Princesas de Frozen"

En un nuevo mensaje en su cuenta de Instagram, Beatriz Zimmermann comparó a sus hijas con las hermanas protagonistas de la conocida saga de Disney 'Frozen', Anna y Elsa. De hecho, las pequeñas comparten un asombroso parecido con los personajes de la película y una incluso comparte nombre con la princesa de la compañía de entretenimiento.

"Espero que donde estén Anna y Olivia se sigan sintiendo princesas", declaró su madre en la publicación, en la que incluía una foto de las pequeñas y otra de las hermanas de Disney, y les pedía a sus hijas que "sigan siendo fuertes y que mantengan la esperanza de que su madre las está esperando".

Crónica de la desaparición

El día que se les perdió el rastro, las cámaras de la Marina de Tenerife y un vigilante vieron salir a Tomás Gimeno solo, sin las pequeñas, por segunda vez a la mar con su lancha a las 00.30 horas. Horas antes también le observaron entrar solo en el puerto, con varias maletas y bolsas.

Finalmente se encontró la lancha a la deriva frente al Puertito de Güímar y más tarde los equipos de emergencia localizaron flotando en el agua una silla de retención infantil que usaba su hija Anna.

Gimeno tenía que haberle entregado las niñas a su madre, Beatriz Zimmermann, el 27 de abril a las 21.00 horas, por lo que decidió denunciar su desaparición ya que él la había amenazado previamente con que no volvería a verlas.