Ante la variante Ómicron

España impone pruebas negativas a personas vacunadas de países de alto riesgo

Sanidad ha justificado la decisión en la nueva variante Ómicron detectada en Sudáfrica que presenta "numerosas mutaciones relacionadas con un posible aumento en la transmisibilidad".

ondacero.es | Agencias

Madrid | 27.11.2021 12:27

España impone pruebas negativas a personas vacunadas de países de alto riesgo
España impone pruebas negativas a personas vacunadas de países de alto riesgo | EFE

España exigirá una prueba negativa en Sars CoV-2 a todos los viajeros procedentes de países de alto riesgo -actualmente Botsuana, Suazilandia, Lesoto, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue- realizada como máximo 72 horas antes del ingreso independientemente de que estén vacunados.

Así lo ha ordenado del Ministerio de Sanidad en una disposición general de la orden de la Dirección General de Salud Pública relativa a los controles sanitarios a realizar en los puntos de entrada en España y que ha publicado este sábado el BOE.

Preocupación por la nueva variante Ómicron

Sanidad justifica esta decisión en la nueva variante Ómicron detectada en Sudáfrica que "presenta numerosas mutaciones relacionadas con un posible aumento en la transmisibilidad y en la disminución de la capacidad de neutralización por parte de los anticuerpos".

También se han detectado, recuerda el texto, casos de la misma variante en Botsuana y Hong-Kong, en un viajero procedente de Sudáfrica. "Esta nueva situación -argumenta- pone de manifiesto la necesidad de disponer de un mecanismo ágil que permita la adopción de medidas adicionales de control sanitario a las personas procedentes de países de alto riesgo por un empeoramiento importante de su situación epidemiológica o en los que se hayan detectado variantes de especial preocupación".

¿Cuáles son los países o zonas de riesgo?

De esta forma, los pasajeros procedentes de países o zonas de riesgo, considerados como tal en función de la valoración de su situación epidemiológica en cada momento, se les exigirá el certificado de vacunación, una prueba diagnóstica con resultado negativo o que confirme que el pasajero ha superado la enfermedad.

Pero a los que provengan de países de alto riesgo, -considerando como tales los que se hayan sufrido un empeoramiento importante de su situación o en los que se hayan detectado variantes de especial preocupación-, se les exigirá, "con independencia de su estado vacunal o haber pasado previamente la enfermedad, la presentación de un certificado diagnóstico de infección activa de COVID-19 con resultado negativo".

La lista de países en riesgo y alto riesgo se va modificando semanalmente; de momento, y hasta las 24 horas del 28 de noviembre, aquellos catalogados como de alto riesgo son Botsuana, Suazilandia, Lesoto, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue.

Mientras, a los que procedan de países o zonas no incluidos en la relación de países de riesgo o alto riesgo no se les exigirán los documentos con los requisitos sanitarios pero, como los anteriores, deberán cumplimentar el formulario de control sanitario a través de Spain Travel Health (SpTH), que les otorgará un código QR con la denominación "Fast Control" que permitirá su ingreso más ágil.