Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Datos alarmantes

Enero de 2020, el más cálido desde que existen registros

El mes de enero de 2020 ha sido el más cálido en la Tierra, tanto en la superficie terrestre como en los océanos, desde que hay registros, que comenzaron a realizarse en 1880. Con estos datos, los científicos señalan, además, que estadísticamente es "muy probable" que el año 2020 sea uno de los cinco años más cálidos de la Historia.

ondacero.es | Europa Press
Madrid | 15/02/2020
Deshielo del Ártico

Deshielo del Ártico / Sarah N | Pixabay

Este enero ha sido el 44 enero consecutivo y el 421 mes consecutivo con temperaturas superiores a la media del siglo XX. El análisis, desarrollado por científicos de los Centros Nacionales de Información Ambiental de NOAA, expone que la temperatura global de la superficie terrestre y oceánica de enero de 2020 fue la más alta en el registro de 141 años a 1,14 grados centígrados (ºC) por encima de la media del siglo XX, que son 12ºC. Ese valor supera el anterior récord, que se alcanzó en 2016 con 0,02ºC y además ha sido la cuarta temperatura mensual más alta de media en el registro realizado durante 1.681 meses.

En concreto, solamente marzo de 2016, febrero de 2016 y diciembre de 2015 tuvieron una mayor desviación de temperatura. Precisamente, enero de 2016 y 2020 fueron los únicos eneros con una temperatura global de la superficie terrestre y oceánica que se apartó del promedio más de 1 grado centígrado. Así, la NOAA concluye que los cuatro eneros más cálidos se han registrado desde 2016 mientras que los diez eneros más cálidos han ocurrido desde 2002.

Se trata, además, de la desviación global mayor en la superficie terrestre y oceánica respecto a la desviación de la temperatura mensual más alta sin que haya influencia del fenómeno El Niño en el Océano Pacífico tropical. Los meses de marzo de 2017, diciembre de 2019 y febrero de 2017 fueron los otros meses en los que la temperatura global de la superficie terrestre y oceánica fue superior a 1 grados centígrados sin presencia de El Niño en el Océano Pacífico tropical.

Por zonas, el informe de la NOAA precisa que en el hemisferio norte también fue el enero más cálido registrado, con una temperatura combinada de la temperatura de la superficie terrestre y oceánica de un promedio de 1,5ºC, lo que superar en 0,12ºC al que hasta ahora era el enero más cálido, el de 2016. En este hemisferio, la desviación de la temperatura de la superficie terrestre y oceánica del hemisferio sur fue de media 0,78ºC superior a la media, por lo que este ha sido el segundo enero más cálido nunca antes registrado, solo por detrás del de 2016.

Dentro del hemisferio norte, destaca las temperaturas medias más cálidas alcanzadas en buena parte de Rusia y de Escandinavia, así como en el este de Canadá, donde las media fue de 5ºC por encima de lo normal. Las desviaciones de temperatura fría más notable del promedio durante enero se observaron en gran parte de Alaska y partes del oeste de Canadá, con temperaturas de 4ºC por debajo de la media o menos.

En cuanto a las temperaturas superficiales récord de enero se dieron en partes de Escandinavia, Asia, el Océano Índico, el Océano Pacífico central y occidental, el Océano Atlántico y América Central y del Sur. Ninguna zona terrestre u oceánica tuvo temperaturas de enero récord. Por su parte, regiones de Sudamérica, Europa, Asia, Caribe y Hawai registraron también el segundo enero más cálido desde que hay registros regionales hace 110 años, mientras que Oceanía tuvo el tercer enero más cálido nunca antes alcanzado.

En esta línea de temperaturas, la superficie de hielo marino en el Ártico en enero de este año es un 5,3 por ciento menor a la media del periodo 1981-2010, una cifra que empata con 2014 y que sitúa a 2020 como la octava extensión más pequeña de enero en 42 años, según el análisis de National Snow y de los datos de hielo de la NOAA y la NASA.

También la extensión del hielo marino antártico durante enero fue un 9,8 por ciento menos que la media del periodo de referencia 1981-2010 y que igual a enero de 2011 como la décima extensión menor de hielo marino registrada en un mes de enero.