Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LA ONU, PREOCUPADA POR LA EXPANSIÓN DEL VIRUS

El Congo refuerza las medidas de seguridad tras confirmar un quinto caso de ébola en Goma

En el Congo ya están reforzando las medidas para tratar de controlar el brote de ébola existente en la ciudad de Goma, en la que ya ha aparecido un quinto caso de contagio en el mismo ámbito que los tres anteriores. Hasta tres personas han fallecido y se suman a cientos de víctimas por esta epidemia.

Belén Gómez del Pino
  Madrid | 02/08/2019

El quinto caso confirmado de ébola en Goma procede del mismo ámbito que los tres anteriores. Se trata de la enfermera que cuidaba al padre de familia que falleció el pasado miércoles. La extensión del virus es tal que el Gobierno del Congo ha aumentado los controles en las fronteras y ha diseñado un plan específico para Goma, importante nudo comercial de la zona; todo pasa por extender las vacunas.

Desde la ONU se llama a la calma, aunque al mismo tiempo muestran su preocupación ante la posible expansión del virus a países vecinos.

El brote de esta enfermedad en el noreste cumplió un año desde su declaración y, hasta la fecha, ha causado 1.813 muertos entre 2.701 casos y sigue sin estar bajo control.

El pasado 17 de julio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el brote epidémico de ébola se ha convertido en una emergencia sanitaria de alcance internacional. Para el Consejo de Seguridad, la propagación del brote a los países vecinos "podría tener graves consecuencias humanitarias y afectar a la estabilidad regional".

Ruanda cerró ayer durante 14 horas su frontera con la RDC tras la detección de un nuevo caso de ébola en la ciudad fronteriza congoleña de Goma. El máximo órgano de la ONU alabó los esfuerzos que están realizando tanto la RDC como la OMS y otros organismos de la ONU en la lucha contra el brote, aunque mostró también su inquietud por la situación de seguridad en este país.

"El Consejo de Seguridad reitera su grave preocupación por la situación de la seguridad en las zonas afectadas por el brote del ébola, en particular los ataques al personal humanitario y médico", indicó este órgano de la ONU, que hoy mantuvo una reunión para abordar la situación del brote.

En este sentido, la ONU pidió el cese inmediato de las hostilidades de todos los grupos armados, ya que la inseguridad está "dificultando seriamente las actividades de respuesta y facilitando la propagación del virus".

Además, "exige que se garantice el acceso seguro y sin trabas" del personal médico y humanitario y destaca que "los equipos de respuesta y las instalaciones médicas" deben "respetarse y protegerse y no deben ser blanco de ataques".

El presente brote en el Congo -el décimo en la historia del país- se ha convertido en la segunda epidemia más grave del mundo, solo superada por la que atravesó África Occidental en 2014, con más de 11.000 fallecidos.

Está localizado en las provincias de Kivu del Norte e Ituri, fronterizas con Sudán del Sur, Uganda y Ruanda. El virus del Ébola se transmite a través del contacto directo con la sangre y los fluidos corporales de una persona ya enferma, provoca fiebre hemorrágica y puede llegar a alcanzar una tasa de mortalidad del 90 % si no se trata a tiempo.