Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

se encuentran en prisión preventiva

Detenidas cuatro personas tras torturar a un hombre en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz

La Policía Nacional ha detenido en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) a cuatro personas como presuntos autores de los delitos de pertenencia a organización criminal, detención ilegal, amenazas graves y lesiones, después de que amenazaran y torturaran a un hombre causándole lesiones graves.

EFE | Madrid | Actualizado el 16/07/2018 a las 13:38 horas

Imagen de un agente de la Policía Nacional

Imagen de un agente de la Policía Nacional / EFE | Archivo

A dos de ellos se les acusa además de tenencia ilícita de armas y contra la salud pública, según explica la policía en un comunicado, en el que insiste en que los detenidos son presuntamente miembros de una organización dedicada al tráfico de drogas. La investigación comenzó a finales de diciembre del pasado año cuando un hombre denunció haber sido víctima de unas graves lesiones y torturas en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda.

Según su testimonio, acudió a casa de su novia y, una vez allí, se encontró con dos personas, un hombre de 40 años y supuesto cabecilla de la banda, y otro de 50, mano derecha del anterior. Estos individuos amenazaron a la pareja para que, supuestamente, les dieran información relacionada con narcotráfico y, al no obtener respuesta, comenzaron a amenazar y golpear al varón, al que trasladaron hasta la casa de uno de los delincuentes.

Allí lo agredieron, maniataron y, tras ponerle una bolsa de plástico en la cabeza, lo metieron en el maletero del coche para llevarlo a diferentes emplazamientos hasta que lo trasladaron a una zona rural donde amenazaron con tirarlo a un pozo. Días después acudieron de nuevo a casa de las víctimas y atacaron a la mujer, a la que incluso dispararon en un brazo.

Una vez identificados, la Justicia permitió a los agentes la entrada y registro en sus viviendas, y en los cuatro registros se detuvo a los investigados y hallaron tres armas de fuego, dos de ellas de fogueo modificadas y otra de fuego real municionada, varios cargadores, cuatro placas de hachís, unos 40.000 euros en efectivo, numerosos móviles y varios machetes. Los cuatro detenidos ya han sido puestos a disposición judicial, que ha decretado el ingreso en prisión preventiva de todos ellos.