Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN MADRID

Denuncian un presunto "abuso racista" de agentes locales de Fuenlabrada a un joven marroquí de 19 años

La Red de Inmigración y Ayuda al Refugiado ha anunciado que asumirá la defensa de un joven marroquí, de 19 años, quien denunció haber sufrido "trato vejatorio, un abuso de fuerza y actuaciones indebidas" en su detención el martes pasado por parte de agentes locales de Fuenlabrada.

EFE
 |  Madrid | 10/05/2019
Investigan la actuación policial de agentes de Fuenlabrada por reducir a un joven magrebí con violencia

Investigan la actuación policial de agentes de Fuenlabrada por reducir a un joven magrebí con violencia / laSexta.com

 

La Red ha decidido asumir la defensa de Mohamed D. tras visionar "los vídeos y grabaciones aportados por su entorno", en los que, aseguran en una nota, "se puede evidenciar cómo los operativos de la policía municipal actúan con evidente abuso de fuerza y formulando comentarios de índole racista, durante la detención".

Por el momento, a la espera de un juicio rápido, que se celebra este mismo viernes, la Red ha llevado la denuncia hasta la Oficina del Defensor del Pueblo, mientras que la Jefatura de Policía local ha abierto un expediente informativo para "aclarar los hechos" y "comprobar si la actuación se ajustó a la legalidad".

En este sentido, fuentes municipales han anunciado que "se adoptarán las medidas oportunas a la vista de los resultados de la investigación interna" que se ha abierto en el Cuerpo local, aunque ha reiterado el "firme compromiso de su Policía Local en el respeto a la diversidad".

"El Ayuntamiento no va a tolerar que se manche el buen nombre de su Policía Local ni por actuaciones individuales, en caso de que así lo acredite el expediente abierto, ni por aquellos que, usando las redes sociales, están dedicándose a acusar a un cuerpo y unos agentes con una trayectoria reconocida", añaden estas fuentes.

Los tres agentes que intervinieron en la detención del joven y de otro menor de edad están llamados a declarar en el juzgado de Instrucción número 6 de Fuenlabrada para aclarar las causas que motivaron el 7 de mayo pasado la detención del joven marroquí.

Los hechos ocurrieron sobre las 19.45 horas de la tarde del 7 de mayo, en la confluencia de las calles Humanes y Santa Ana de la localidad, cuando Mohamed y sus amigos, según la versión trasladada por la Red, presenciaron cómo presuntamente "una persona de avanzada edad estaba agrediendo a un menor al que acudieron a auxiliar".

Cuando llegaron los agentes al lugar, el joven marroquí intentó abandonar el lugar con un patinete eléctrico por un paso de peatones, lo que le costó una amonestación de los agentes, quienes "le requirieron que identificase el patinete", siempre según la Red de Inmigración y Ayuda al Refugiado.

Tras comprobar que el vehículo era de un tercero que se lo había prestado a Mohamed, la Policía exigió la entrega del vehículo e informó de que iban a "movilizar una grúa, extremo que causa la hilaridad" entre los jóvenes.

En ese momento, según la Red, "los policías municipales, tras un intercambio crecientemente airado tanto hacia Mohamed D. como hacia su círculo de amigos, y ante la negativa a entregar el monopatín eléctrico, proceden a inmovilizarlo por el cuello, reducirlo y, utilizando hasta cuatro agentes, forzarlo hacia el suelo".

Tras ello, uno de los agentes procedió presuntamente "a propinar un golpe a Mohamed D. en la zona de la boca, y a proferir diferentes insultos al respecto de su origen racial y otras consideraciones de índole evidentemente racista".

La Red de Inmigracion y Ayuda al Refugiado considera que en los hechos se produjo un "trato vejatorio, abuso de autoridad y uso inadecuado de la fuerza por parte de dicho cuerpo de Policía Municipal en la actuación". Sin embargo, el sindicato CSIF, con representación mayoritaria en la Policía Local de Fuenlabrada, ha expresado su apoyo a los agentes en una nota en la que dice que los policías actuaron en todo momento "con máxima profesionalidad, utilizando la fuerza mínima imprescindible para reducir a esta persona".