Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Tras el temporal

Cubierta la cuota de voluntarios para ayudar a rehabilitar Sant Llorenç, mientras sigue la búsqueda del niño desaparecido

Unos 1.300 voluntarios han ayudado a rehabilitar calles y otros espacios públicos del municipio de Sant Llorenç des Cardassar, donde la cuota de personas dispuestas a echar una mano a fin de establecer la normalidad esta completa para todo este fin de semana.

EFE | Madrid
| 12/10/2018
Continúa la búsqueda del niño desaparecido tras las inundaciones de hace dos días en Sant Llorenç des Cardesar

Continúa la búsqueda del niño desaparecido tras las inundaciones de hace dos días en Sant Llorenç des Cardesar / EFE

"Para mañana y el domingo la cuota está cubierta. Muchas gracias por el interés que habéis mostrado" ha indicado el 122 por medio de un twitt.

Además de los cerca de 1.300 voluntarios llegados desde distintos lugares de Mallorca, 669 profesionales, entre ellos 200 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), participan en las tareas de rehabilitación.

Por su parte, la Guardia Civil, que cuenta sobre el terreno con 55 efectivos, se centra en la búsqueda del pequeño de 8 años desaparecido desde que el pasado martes la tromba de agua lo arrancó de manos de su madre, una de las 12 víctimas mortales confirmadas,

La solidaridad de los mallorquines con sus paisanos damnificados por la torrentada de la tarde del martes ha alcanzado hoy, fiesta nacional, una dimensión masiva a pesar de que desde ayer las autoridades han hecho llamamientos públicos para que quien quiera echar una mano contra el fango llame antes de venir al teléfono 012 para racionalizar el trabajo de cara al fin de semana.

A las 9.00 horas ya eran cientos los voluntarios que se habían alistado en la mesa instalada en la plaza del ayuntamiento, donde esperaban instrucciones. "Pido mucha paciencia hasta que nos podamos organizar, hay trabajo para días", les explicaba subida en un banco una agente de Protección Civil.