ALERGIA

¿Cuáles son las alergias más comunes y más raras que existen?

La alergia primaveral afecta a miles de personas y estos días alcanza su pico más alto. Sin embargo, existen otras alergias más extrañas y poco conocidas que condicionan la vida de muchas personas.

ondacero.es

Madrid | 22.05.2022 16:45

Alergias
Alergias | Onda Cero Alicante

La primavera es sinónimo de alegría y buen tiempo, pero también de alergia. En esta época es habitual escuchar estornudos y ver a gente con los ojos llorosos en oficinas, transporte público o restaurantes. Una molesta dolencia que afecta a miles de personas en nuestro país, ya que aproximadamente el 15% de la población lo sufre en mayor o menor grado.

A pesar de que la alergia primaveral es la más común, existen muchas otras que no son estacionales y que dificultan el día a día de muchas personas por lo incómodas que pueden llegar a ser. Las reacciones adversas al polen o lo ácaros son las más habituales, pero no son las únicas.

Alergias más comunes

  • Ácaros: Estos molestos insectos pertenecen a la familia de los arácnidos y no son visibles a simple vista. Suelen encontrarse en el polvo y lugares húmedos.
  • Polen: Es la más común de todas. Puede ser al polen de ciprés, platanero, olivo y gramíneas.
  • Pelo de animales: Especialmente al pelo de perros y gatos.
  • Picaduras de insectos: La reacción alérgica se produce a consecuencia de la sustancia que desprenden cuando te pican.
  • Moho: Causada por las esporas que desprende el moho en zonas húmedas.
  • Alimentos: Las alergias alimentarias más comunes son al trigo, cacahuetes, marisco y leche.
  • Látex: Este material está presente en guantes, preservativos, colchones o ciertos dispositivos médicos.
  • Medicamentos.
  • Fragancias: Puede ser perfumes, detergentes o cosméticos
  • Cucarachas: Las heces de estos insectos desprenden proteínas que pueden causar reacciones alérgicas.

Síntomas más comunes de la alergia

  • Picor de ojos, nariz, oídos y paladar.
  • Estornudos muy frecuentes.
  • Congestión nasal.
  • Mucosidad acuosa.
  • Ojos enrojecidos.
  • Sensación de lagrimeo.
  • Arenilla en los ojos.

Alergias más raras

Además de las alergias más comunes que hemos enumerado anteriormente y que afectan cada año a millones de personas, existen otras más extrañas en las que no reparamos y que también suponen un trastorno para las personas que las sufren. Estas son algunas:

  • Alergia al agua o urticaria acuagénica: Cuando la piel entra en contacto con el agua se produce una reacción cutánea con enrojecimiento y picor que puede durar horas. La piel también reacciona de forma adversa con los fluidos corporales propios
  • Alergia al sol o urticaria solar: Con la exposición a los rayos solares aparecen ronchas en la piel.
  • Hipersensibilidad al semen: Es una de las alergias más extrañas. Consiste en una hipersensibilidad a los compuestos del líquido seminal y en ocasiones se confunde con una Enfermedad de Transmisión Sexual.
  • Alergia al frío o urticaria frigore: La piel reacciona ante las bajas temperaturas. Puede producir dolores de cabeza y abdomen, malestar general, fiebre e incluso deficiencias respiratorias.
  • Alergia al ejercicio: Se produce como consecuencia de la actividad física o los agentes que reaccionan al movimiento como alimentos o medicamentos ingeridos inmediatamente después del ejercicio. La reacción puede ir desde la picazón y la urticaria hasta la hipotensión y el colapso.
  • Alergia a la presión o dermatografismo: Las personas que sufren este tipo de alergia presentan una hinchazón exagerada en el cuerpo cuando algo les roza mínimamente. Esto se debe a la vasoconstricción.
  • Alergia a las ondas electromagnéticas: La reacción es muy variada: picores, dolor en músculos y articulaciones, dolores de cabeza,... haciendo difícil su diagnóstico.
  • Alergia a la vibración mecánica: Las vibraciones provocan llagas u otras erupciones en el cuerpo en cuestión de minutos. También puede causar irritaciones y urticarias.
  • Alergia a las hormonas: Se produce cuando el cuerpo rechaza las propias hormonas, generalmente estrógenos y progesterona.