Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Detenido uno de los yernos de la viuda

El control del patrimonio familiar, posible móvil en el crimen de la viuda del expresidente de la CAM

La detención esta mañana de uno de los yernos de la viuda del expresidente de la extinta Caja Mediterráneo (CAM), Vicente Sala, como presunto autor del crimen, se enmarca en una investigación que contempla, como hipótesis principal, la pugna por el control del patrimonio de la familia.

EFE | Madrid | 08/02/2017

Miguel López, yerno de la viuda del expresidente de la Caja del Mediterráneo (CAM), Vicente Sala, detenido como presunto autor del crimen

Miguel López, yerno de la viuda del expresidente de la Caja del Mediterráneo (CAM), Vicente Sala, detenido como presunto autor del crimen / EFE

Miguel López, el yerno de María del Carmen Martínez, la mujer asesinada de 72 años, ha sido arrestado a las 8.15 horas de hoy cuando abandonaba el domicilio familiar, un chalé dentro de una finca a las afueras de Alicante.

Se le considera autor de los dos disparos a quemarropa que el pasado 9 de diciembre quitaron la vida a su suegra.

El matrimonio del expresidente de la CAM, Vicente Sala, fallecido hace unos años por enfermedad, y María del Carmen Martínez, asesinada hace dos meses, deja un hijo varón y tres mujeres.

Según las primeras investigaciones, la mujer asesinada tenía una cita concertada con un notario para comunicar su decisión de ceder todo el poder patrimonial a su único hijo varón, lo que suponía que sus otras tres hijas perderían el control de las empresas familiares.

El hijo varón se ha personado individualmente en la causa, mientras que sus tres hermanas lo han hecho, días después, de modo conjunto.

Miguel López ha sido en los últimos años administrador único de la concesionaria de automóviles Novocar, precisamente el lugar donde se cometió el crimen.

Fuentes próximas al caso han señalado a Efe que el arrestado tenía licencia de armas y practicaba el tiro olímpico.

María del Carmen Martínez falleció al recibir dos disparos a quemarropa en la cabeza en el interior de su vehículo, un todoterreno de alta gama con el que había acudido al concesionario que regenta su familia y que acababa de estacionar en el lavadero para automóviles del establecimiento, donde no había videocámaras

La autopsia practicada reveló que la víctima no tuvo posibilidad alguna de defenderse porque el asesino o asesinos le descerrajaron dos disparos en el lado izquierdo de la cabeza cuando se hallaba sentada al volante de su coche.

Aunque en el concesionario había trabajadores a esas horas, ninguno de ellos escuchó los disparos ni vio a nadie sospechoso a esa hora.

La Policía cree que Miguel López mató supuestamente a su suegra antes de que cediera todo el poder patrimonial en su hijo en detrimento de sus otras tres hijas.

Fuentes de la investigación han asegurado a Efe que María del Carmen Martínez tenía cita en el notario para dejar constancia de que sería el hijo varón quien asumiera el control patrimonial de la familia.

Desde el primer momento, los agentes encargados del caso sospecharon que los negocios de la familia y sus desavenencias económicas podían ser el móvil del crimen, aunque las primeras pesquisas apuntaban a que el asesinato había sido obra de un sicario que había huido de España.

Pronto esta primera pista se desvaneció y cobraron fuerza las sospechas sobre el ahora detenido, Miguel López, casado con la hija menor de Vicente Sala y María del Carmen Martínez, y aficionado a las armas. De hecho practicaba tiro olímpico.

Una afición que explica que pudiera presuntamente manipular la munición del arma empleada -se introdujo menos pólvora- para que el disparo se oyera lo menos posible, revelan las fuentes.

Tras la detención de Miguel López, la Policía Nacional ha registrado, en presencia de él, su vivienda, ubicada en la Avenida de Dénia, en Alicante.

La vivienda se halla en uno de los chalés individuales construidos dentro de la finca familiar Sala Martínez, que tiene varias hectáreas de superficie.

En esos chalés viven los hijos de María del Carmen Martínez y sus respectivas familias.

Una vez concluido el registro, que ha durado varias horas, López ha sido trasladado después en un coche policial camuflado hasta el concesionario donde se perpetró el asesinato y que ha sido regentado en los últimos años por el detenido.

Agentes del grupo de Homicidios, adscrito a la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) han estado en el interior del concesionario junto al arrestado unos quince minutos.

Luego, la comitiva policial se ha marchado del lugar, llevándose al detenido, en dirección a las dependencias de la comisaría provincial de Alicante, donde López permanecerá previsiblemente en las próximas horas en los calabozos a la espera de ser interrogado por los investigadores.