CONSEJOS PARA TU VEHÍCULO

¿Cómo poner las cadenas de nieve al coche?

Con la llegada de la borrasca Barra a España, emergen de nuevo las dudas sobre la colocación de las cadenas de nieve. Conoce aquí cómo colocar este importante complemento en tu coche paso a paso y los distintos tipos de cadenas que existen.

ondacero.es

Madrid | 07.12.2021 17:18

Imagen de las cadenas en la rueda de un vehículo.
Imagen de las cadenas en la rueda de un vehículo. | Getty Images

Lo peor de la borrasca Barra llega a España. Para este miércoles se esperan fuertes nevadas y lluvias en varios puntos del país, con numerosas carreteras afectadas en más de 10 provincias en riesgo por el temporal. Por ello, es necesario el uso de las cadenas de nieve en el vehículo.

A pesar de que las cadenas de nieve constituyen un complemento prácticamente obligado durante cada invierno, todavía son muchos los conductores que desconocen cómo colocarlas adecuadamente porque, por suerte, nunca han tenido que utilizarlas. Por eso, con la llegada de la borrasca Barra, que traerá nieve y frío extremo a buena parte de la geografía nacional, explicamos cómo poner adecuadamente este accesorio tan necesario.

Tipos de cadenas

Lo cierto es que existe una gran variedad de tipos de cadenas en el mercado con unos rangos de precios también variados.

Las cadenas de metal son las más empleadas en momentos de nevada debido a su buena capacidad de adherencia, a su resistencia y a sus económicos precios, que oscilan entre los 20 y los 50 euros. No obstante, aunque las cadenas metálicas son las más comunes, paulatinamente las cadenas textiles están cautivando a más conductores por su simplicidad de montaje y su buena relación calidad-precio (entre 30 y 100 euros). Más duraderas y sofisticadas son las cadenas de red y las cadenas semiautomáticas -especialmente recomendadas para un uso frecuente-, pero sus precios podrían dispararse hasta los 600 euros.

Asimismo existen las denominadas 'cadenas líquidas' que apelan a los sprays efectivos para un apuro en tanto que basta con pulverizar el producto sobre la banda de rodadura en pos de incrementar la adherencia de forma puntual. Sin embargo, no son dispositivos homologados para las zonas donde las cadenas son obligatorias.

Otra opción sería recurrir a otro tipo de neumáticos. La DGT indica que los neumáticos de invierno son la opción más recomendable en zonas frías cuyas temperaturas medias se sitúan por debajo de los siete grados. Este tipo de neumáticos ofrecen mayor adherencia y tracción, pero son en torno a un 10 por ciento más caros que los convencionales y, además, sufren mayor desgaste cuando aumentan las temperaturas. A pesar de que los neumáticos de invierno pueden ser sustitutivos de las cadenas, cuando las nevadas son muy copiosas, igualmente se recomienda agregar las cadenas.

¿Cómo colocar las cadenas?

Independientemente del tipo de cadenas de las que dispongas, es fundamental conocer el tipo de tracción de tu vehículo debido a que éstas siempre han de ponerse, como mínimo, sobre las ruedas motrices que transmiten toda la fuerza del motor al asfalto. Es decir, si el coche es de tracción trasera, serán obligatorias en las dos ruedas de atrás, y si por el contrario la tracción del coche es delantera, éstas se situarán en las dos ruedas de delante. En el caso de los 4x4 donde la tracción es integral se recomienda poner las cadenas en los cuatro neumáticos, priorizando el eje delantero en el supuesto de que solo se disponga de un juego de cadenas puesto que, de esta forma, se podrá controlar mejor la dirección.

Habiendo identificado las ruedas pertinentes para la colocación de las cadenas, es fundamental saber realizar el montaje. La Guardia Civil aconseja practicar la colocación de las cadenas antes de que llegue el mal tiempo para prevenir complicaciones. "Antes de que venga la nieve repasa la técnica de colocar las cadenas. Los compañeros de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil te lo explican paso a paso", tuitean desde su cuenta oficial.

Además, para colocar bien las cadenas es importante buscar un buen lugar donde poder detener el coche con seguridad. El montaje siempre ha de efectuarse con el vehículo estacionado en un lugar donde no obstaculice el paso del resto de conductores. Una vez activadas las luces de emergencia y colocados los triángulos de preseñalización (o las balizas luminosas) que dan visibilidad a tu vehículo, ya puedes empezar a montarlas, siempre ataviado con un chaleco reflectante y ropa de abrigo. Para realizar el proceso con más comodidad, se aconseja guardar en el maletero del coche una manta sobre la que apoyar la rodilla sin mojarnos, unos guantes para proteger las manos del frío y una linterna por si es de noche o la luminosidad es escasa.

¿Qué pasa si no dispongo de cadenas?

La normativa no obliga a llevar unas cadenas para la nieve en el coche, pero si la carretera está nevada y la señalización te obliga a colocarlas para continuar circulando deberás estacionar el vehículo en un lateral donde no obstaculice la circulación y esperar a que el quitanieves despeje la vía. Si decides continuar con el viaje a pesar de la señalización, puedes arriesgarte a una multa de hasta 200 euros y, sobre todo, a sufrir un accidente de tráfico con peligrosas consecuencias.

Por todo ello, te recomendamos que incluyas unas cadenas de nieve entre los accesorios de tu vehículo de cara al próximo invierno que ya se anticipa con la llegada de este primer frente invernal.