turismo

Cómo pedir la tarjeta sanitaria europea para viajar al extranjero

La tarjeta sanitaria europea te será de gran utilidad si surge algún imprevisto durante tus vacaciones. Te explicamos cómo solicitarla.

ondacero.es

Madrid | 01.08.2022 17:00

Un aeropuerto durante la tarde
Un aeropuerto durante la tarde | Pixabay

Con el verano, llegan las vacaciones y con ellas los viajes. Son muchos los que optan por viajar al extranjero y siempre hay que estar preparado por si surge algún imprevisto, también sanitario.

Si viajas a la zona euro, la tarjeta sanitaria europea (TSE) te permitirá acceder a la sanidad pública de varios países europeos con los mismos derechos que los nacionales. Es decir, si tienes algún accidente o enfermas de repente y estás de viaje en la UE de forma temporal por vacaciones, estudios o trabajo, podrás acceder a las prestaciones sanitarias del país como si estuvieras en el tuyo.

Con la tarjeta podrás acceder a los servicios de todos los países de la Unión Europea y también de Liechtenstein, Islandia, Noruega, Suiza y Reino Unido.

Quién puede solicitarla

La TSE podrá solicitarla la persona titular del derecho a asistencia sanitaria y los beneficiarios a su cargo (hijos menores de 26 años o cónyuge sin derecho propio a estas prestaciones). Estos son todos los casos de titularidad que contempla la Seguridad Social.

Cómo solicitarla

Lo primero que hay que saber es que la tarjeta sanitaria europea es gratuita. Algunas páginas ofrecen tramitar esta petición a cambio de cobrar una comisión, y aunque parezcan oficiales, no lo son. El trámite es completamente gratuito.

Existen varias formar de realizar la solicitud, además de en las propias oficinas de la Seguridad Social (CAISS). La primera es con el certificado digital o cl@ve a través de la sede electrónica de la Secretaría de Estado de Seguridad Social y Pensiones. Así, tendrás que identificarte en la web y realizar el trámite. En este caso podrás elegir recibir la tarjeta en un domicilio distinto al que figura en la Seguridad Social.

Si no cuentas con un certificado digital, pero tienes registrado tú teléfono móvil, puedes solicitar la tarjeta con un SMS.

Otra opción para aquellos que no dispongan de identificación electrónica, es hacer la solicitud a través de esta página. Aquí, tendrás que rellenar un formulario con tus datos personales y, en este caso, tu dirección postal sí debe coincidir con el domicilio que figura en la Seguridad Social.