EN CARTAGENA

El cirujano que operó a la mujer que falleció por la lipoescultura se entrega tras la orden de detención

El médico que operó a la mujer fallecida, acusado de homicidio imprudente, se ha personado juzgados de Cartagena tras la orden de detención.

ondacero.es | EFE

Madrid | 05.01.2022 17:53

El cirujano que operó a la mujer que falleció por la lipoescultura
El cirujano que operó a la mujer que falleció por la lipoescultura | EFE

El cirujano que operó a Sara Gómez, la mujer de 39 años que murió casi un mes después de someterse a una lipoescultura en una clínica de Cartagena, Javier Alejandro Masso, se ha personado este miércoles, 5 de enero, en los juzgados de la ciudad portuaria. El médico tenía una dictada por la magistrada que instruye la denuncia por presunto homicidio imprudente presentada por la familia de la paciente.

Según han recogido las cámaras de la televisión autonómica '7 Región de Murcia', el cirujano de nacionalidad chilena ha acudido a las dependencias judiciales junto a su abogado y ha evitado hacer declaraciones. En la entrada del juzgado estaban un grupo de familiares y amigos de la paciente fallecida con pancartas de apoyo a la mujer.

La jueza de guardia de Cartagena acordó el martes por la tarde la detención de Masso después de haber recibido en el juzgado de la denuncia, y a la vista de la solicitud de medidas cautelares personales urgentes instadas por la acusación particular, encargada por la familia a El Defensor del Paciente, que pidió que se le apartara de la profesión y se le retirara el pasaporte, se acordó una comparecencia de las partes y se citó al denunciado en calidad de investigado.

Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de Murcia aseguró que el doctor no pudo ser localizarlo para entregarle la citación.

La fallecida presentaba múltiples perforaciones y lesiones en el riñón, el hígado, el duodeno, el colon y el intestino

El pasado 2 de diciembre, Sara Gómez fue sometida a cirugía estética en una clínica privada de Cartagena. Un mes después, el 1 de enero, la paciente falleció en la unidad de cuidados intensivos del hospital público Santa Lucía de la misma ciudad, al que fue trasladada por las múltiples perforaciones y lesiones en el riñón, el hígado, el duodeno, el colon y el intestino que presentaba.

Por ello, la familia denunció a Masso por las lesiones que sufrió la paciente, acusado de negligencia médica. Y una vez se obtuvo el resultado de la autopsia, denunció al cirujano por homicidio imprudente ante el juzgado de guardia.