CASO ESTHER LÓPEZ

Caso Esther López: Las incógnitas de la investigación tras cuatro meses de su muerte

Cuatro meses después del día en el que Esther López despareció, la investigación continúa abierta. Conoce aquí las incógnitas del caso.

ondacero.es

Madrid | 13.05.2022 17:46 (Publicado 13.05.2022 14:28)

Caso Esther López: Las incógnitas de la investigación tras cuatro meses de su muerte | Foto: EFE
Esther López, la joven que desapareció en Traspinedo | EFE

El pasado 12 de enero, Esther López, una joven de 35 años desapareció en Traspinedo, Valladolid. Y no fue hasta 23 días más tarde, el 5 de febrero, cuando se encontró su cuerpo sin vida en una zona próxima al polígono Tuduero. Sin embargo, cuatro meses después de su desaparición el caso todavía no está resuelto.

¿Qué pasó la noche del 12 de enero?

López fue vista por última vez en la madrugada del 12 de enero en Traspinedo, donde estuvo tomando algo por la noche en un bar con unos amigos para ver un partido de fútbol. A continuación, se fue del local en compañía de uno de sus amigos, Óscar, el principal sospechoso con quien se montó en un coche para ir a casa de otro chico, aunque finalmente iban dirección de la casa de la desaparecida.

El propio testigo aseguró que ambos amigos tuvieron una pequeña discusión porque la joven de 35 años quería seguir de fiesta, pero él no, así que ella se bajó del coche en las proximidades del restaurante La Maña, en el cruce de la carretera N-122. Fue ahí donde Esther López fue vista por última vez y donde su teléfono dejó de emitir señal.

Los investigadores han analizado profundamente el coche de Óscar, donde han encontrado en el maletero huellas de él y Esther, mezcladas con otras dos. Una de ellas, corresponde a una mujer, tal y como explicó Luis Rendueles en 'Caso abierto'.

Hechos que no coinciden con las versiones que ha ofrecido Óscar, ya que en ningún momento mencionó que hubiese otra mujer el día de los hechos.

El coche fue limpiado con lejía o amoniaco

Además, lo expertos creen que el coche ha sido limpiado con amoniaco o lejía, porque las huellas están muy deterioradas. Asimismo, los investigadores también han encontrado una muestra de saliva a la que no se ha podido extraer el ADN por los mismos motivos que la huella.

Actualmente el coche está siendo analizado en una fábrica de Alemania por el que se podrá determinar con exactitud todos los movimientos que hizo el vehículo la noche de la muerte de Esther López.

Por otro lado, en la autopsia del cuerpo encontraron varias piedras y arena que no corresponden con la zona de la cuneta en la que fue encontrada, por lo que se indica que el cadáver fue movido de sitio. Esto sirve también para que los investigadores analicen los terrenos por los que pasó el vehículo y compararlo con los restos encontrados en Esther.

No hay señales de atropello

Otro de los puntos clave, es lo descubierto en los análisis del Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (ERAT), que confirma que no hay huellas de frenada ni restos de ningún accidente en la carretera VP-2303 kilometro 0,800, zona en la que un hombre encontró el cuerpo de Esther López.

Además, por la forma en la que fue encontrada: boca abajo, con la mejilla sobre el suelo, las piernas pegadas al cuerpo y los brazos paralelos, también parece indicar que Esther López fue colocada allí. Y también se encontró el teléfono móvil y la mochila colocadas junto al cuerpo y limpias.

Por su parte, el hombre que la encontró, afirma que el cuerpo se veía a simple vista: "A unos quince metros de pasar el cruce, a simple vista, he observado el cuerpo de una persona. Estaba de espaldas. Llamé inmediatamente para avisar. Enseguida llegó un coche de la Guardia Civil. Durante el tiempo que estuve esperando ninguna persona manipuló el cuerpo ni se acercó a él".

La investigación sobre el caso continúa abierta, mientras parte de las actuaciones continúan secretas por orden judicial.