'caso Ardines'

Estas son las pruebas y los indicios que el jurado ha tenido en cuenta para emitir el veredicto del 'caso Ardines'

Cuatro personas están siendo juzgadas por el asesinado al concejal Javier Ardines el pasado 16 de agosto de 2018. Conoce aquí cuáles pruebas y los indicios con los que cuenta el jurado popular para tomar una decisión.

ondacero.es

Madrid | 29.11.2021 13:08

Los cuatro acusados por el asesinato de Javier Ardines y sus abogados
Los cuatro acusados por el asesinato de Javier Ardines y sus abogados | EFE

El 16 de agosto de 2018, Javier Ardines, concejal de Llanes (Asturias), apareció asesinado en las inmediaciones de su casa. Los asesinos pusieron unas vallas de obra para que la víctima se tuviese que bajar de su vehículo a retirarlas para poder pasar con el coche, momento que aprovecharon para golpearle en las piernas, en la cabeza y estrangularle.

Sin embargo, el crimen se realizó con tanta precisión, que la Policía no encontró huellas dactilares, solamente las de A. una amiga de Ardines que tenía coartada, corroborada por los agentes que estudiaban el caso. Finalmente, la investigación terminó por acusar a cuatro personas: Pedro Nieva (supuesto autor intelectual), Jesús Muguruza (presunto conseguidor), Djillali Benatia y Maamar Kelii (supuestos sicarios), sobre los que el jurado popular emitirá un veredicto.

Cinco hombres y cuatro mujeres forman el jurado popular del 'caso Ardiines'

El jurado popular, compuesto por cinco hombres y cuatro mujeres, decidirán sobre la culpabilidad de los cuatro acusados. La sala, llena de personas inmóviles y serias, con mascarillas para protegerse del coronavirus, está compuesta de la siguiente manera: el jurado está situado a la izquierda del juez, en frente de los abogados, a la derecha de los testigos y del público.

Por su parte, la fiscal Belén Rico ha asegurado que: "El Tribunal Supremo solo exige un indicio muy grande para condenar, o dos. Aquí tenemos seis". Conoce aquí las pruebas y los indicios principales.

Las llamadas de teléfono

Las pruebas muestran que "esa noche Benatia recogió a Kelii en el barrio de Recalde e iniciaron el desplazamiento". Algo que se ha comprobado gracias a los datos de los operadores, según los que se demuestra que Benatia llamó dos veces desde su casa y una tercera vez, que conecta con la misma antena de Kelii, lo que explica que estaban juntos.

Sin embargo, la defensa de Kelii ha apuntado que ese teléfono lo usaba su sobrino, que probablemente bajó a fumarse un porro con el otro acusado. Aunque por otro lado, Benatia asegura que llamó a Kelii pero que no consigue recordar si era para pedirle dinero o los aperos de pesca al sobrino.

El móvil estaba en el lugar del asesinato a la misma hora

La fiscal ha explicado que "el teléfono de Maamar estaba en Belmonte a las 5.28, a las 5.34 y a las 6.15 horas" y además, a esa última hora, los peritos han localizado el teléfono móvil de Kelii en la zona del asesinato, como máximo a 250 metros del cuerpo de Ardines. Por lo que la fiscal considera que "No hay posibilidad de error, es un hecho".

Aún así, la defensa de Kelii alega que esta noche su cliente perdió el móvil, por lo que no sabe qué es lo que pasó con su teléfono ni en qué lugares estuvo.

Las cámaras de tráfico localizaron el coche

Las cámaras de tráfico localizaron un coche compatible con el de Benatia, un Citroën Grand C4 Picasso las 3.24 horas en la carretera de Vizcaya y a las 7.28 horas en dirección de vuelta, entrando en una autopista el Citroën de Benatia "sin lugar a dudas", ya que la cabina de peaje registra la matrícula y el precio que se pagó era compatible con un viaje desde Cantabria.

Asimismo, el agente establece una velocidad media de 133 kilómetros por hora, si salieron de Belmonte de Pría a las 6.30. Sin embargo, las defensas de los acusados niegan que esto sea posible.

Actitudes extrañas después del crimen

Cuatro días después del crimen, Benatia se deshizo de su teléfono ya que, según la confesión que hizo el acusado Muguruza le pidió que rompiese la tarjeta SIM. Y la fiscalía apunta que se compró otro móvil con una identidad falsa.

Por su parte, Kelii se marchó a Argelia, según la defensa para visitar a su madre enferma o a la fiesta del Cordero.

Restos de un spray de pimienta

Los investigadores encontraron en escena del crimen restos de un aerosol procedente de un spray de pimienta. Y, durante el registro de la casa de Kelii encontraron un bote compatible con el hallazgo en la escena del asesinato.

Además, en la confesión que hizo Benatia, de la que luego se retractó, apuntó que para el ataque, kelii llevó dos botes de spray de pimienta.

Las vallas y llamadas que se repitieron dos días

El asesinato estaba previsto para el día 1, pero los asaltantes solo pusieron una valla en el camino, lo que hizo de Ardines la sorteara con el coche, según informaron su mujer e hijos. Asimismo, en la primera declaración de Benatia reconoció pretendían atacarle ese día, pero la víctima, al no bajarse del coche, se lo impidió.

La fiscal también estableció que el tráfico de llamadas de ese día siguió el mismo patrón que el 16 y añadió que horas después del primer intento de ataque Benatia hizo 40 intentos de llamada a Muguruza y el día del asesinato, un un centenar.