Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La Fiscalía exige que se expulse al procesado del territorio nacional

12 años de cárcel para un imán de una mezquita por violar a un alumno del Corán

La Audiencia de Barcelona procesará la próxima semana a Sajjad M. por, presuntamente, abusar sexualmente de manera continuada de un menor de 9 años entre septiembre y noviembre de 2017.

ondacero.es
  Madrid | 15/09/2019
Musulmanes rezan en una mezquita

Musulmanes rezan en una mezquita / EFE

El procesado, de 32 años y nacionalidad paquistaní, era el imán de una mezquita ubicada en el barrio de Sants-Montjuïc de Barcelona, desde enero de ese año, a la que asistían menores para aprender el Corán.

Entre los menores estaba la víctima, un niño que entonces tenía 9 años, que acudía regularmente cada día por la tarde.

De acuerdo con la fiscal, el acusado se beneficiaba “de la relación de confianza” y la “ascendencia moral” con el niño- puesto que era el imán de la mezquita- para colocarlo en un lavabo, desnudarlo y abusar sexualmente de él, con tocamientos y penetración.

El Ministerio Público puntualiza que el condenado “atemorizaba al menor advirtiéndole de que no dijera nada a sus padres y en ocasiones le daba dinero con esta finalidad” con tal de que no confesara estas agresiones sexuales.

La última vez que presuntamente el imán actuó fue el 11 de noviembre de 2017 y tras ese episodio el menor confesó la realidad a su familia, que denunció de las agresiones sexuales a la policía.

Desde el 17 de noviembre el procesado está en prisión provisional.

La Fiscalía pide ahora 12 años de prisión para el imán, además de su expulsión del territorio nacional una vez haya cumplido tres cuartas partes de la condena, así como otros diez años de libertad vigilada y la prohibición de ejercer actividad o profesión relacionada con menores en un periodo de cinco años.

Asimismo, la Fiscalía le exige una indemnización de 60.000 euros a la familia de la víctima por los daños psicológicos. A dicha cantidad responderá, de manera subvencionada, la asociación religiosa paquistaní que ampara la mezquita.

El juicio está citado para la próxima semana en la Audiencia de Barcelona y estará representada la compañía de seguros que tiene la póliza acordada con la entidad cultural pakistaní, pues en caso de condena es el que tendría que hacer frente a los pagos por la responsabilidad civil.