Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

En busca de documentación relacionada con el referéndum

Agentes de la Guardia Civil entran en la imprenta de Tarragona por el 1-O

Agentes de la Guardia Civil han entrado sobre las 14:30 horas en las instalaciones de la imprenta de Constantí (Tarragona) después de dos días vigilando esta empresa, por si se localizase documentación relacionada con el referéndum del 1 de octubre, ya suspendido por el Tribunal Constitucional.

EFE | Madrid | Actualizado el 08/09/2017 a las 16:45 horas

Coche de la Guardia Civil

Coche de la Guardia Civil / EFE/Archivo

Dos dotaciones de la Guardia Civil han accedido a la imprenta por la puerta de atrás, y han entrado en el interior de la empresa varios agentes que portaban cajas para trasladar documentación u objetos.

La Guardia Civil registra la empresa por orden de la fiscalía de Tarragona, han informado a Efe fuentes judiciales. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha confirmado que el Juzgado número 13 de Barcelona no ha emitido ninguna orden judicial para este registro, ni el Juzgado de guardia de Tarragona, que podría actuar comisionado, tiene constancia.

El registro se enmarca en la orden dada por el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, a las fuerzas de seguridad (Guardia Civil, Policía Nacional y Mossos d'Esquadra) para que intervengan cualquier instrumento utilizado para la celebración del referéndum.

Dos agentes de la Guardia Civil han retirado una caja de cartón a las 16:15, aunque el registro puede alargarse durante horas al ser la imprenta Indugraf la más grande de la provincia. Los agentes, han informado las mismas fuentes, están obteniendo datos de los ordenadores de la empresa, así como de los contadores de las máquinas que contabilizan los trabajos realizados para cotejarlos con las hojas de encargo, una operación que puede prolongarse durante varias horas debido a su complejidad y a las dimensiones de la empresa.