Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Acogida de niños de Chernóbil

900 niños de Chernóbil descansan de la radiación de su país en España gracias a la generosidad de las familias

España es el tercer país más solidario con las acogidas de los niños de Chernóbil, que durante periodo vacacional son asistidos y cuidado por familias, dándoles la oportunidad de vivir 45 días en un ambiente saludable. Desde la fundación organizadora animan a las familias a seguir con esta propuesta, ya que 30 años después, los efectos del accidente siguen estando presentes.

ondacero.es
  Madrid | 10/07/2019
Accidente nuclear de Chernóbil

Accidente nuclear de Chernóbil / Daniel Berehulak / Getty Images

Tras 30 años después del accidente en Chernóbil, los efectos de la radiación siguen existiendo, por eso unos 900 niños de Bielorrusia y Ucrania viajan a España en su periodo vacacional para alojarse con familias y pasar el verano bebiendo leche, jugando y comiendo frutas y verduras sin ningún tipo de preocupación.

Las familias acogen a estos niños durante 45 días de verano desde 1990, después de la caída de la Unión Soviética. Aunque al principio la propuesta tenía más fuerza que en este momento (entonces llegaban cerca de 9.000), la asociación Federación Pro Infancia Chernóbil, organizadora de la propuesta, confía en que la exitosa serie documental 'Chernobyl' de la plataforma HBO, ayude a la concienciar de nuevo a España para aumentar el número de las acogidas.

Después de numerosas dificultades y desacuerdos entre los países, gracias a personas como Jesús Atienza, entonces cónsul de España en Moscú, España y Bielorrusia tienen acuerdos que facilitan la llegada de los niños a nuestro país. Aún así se lamentan la escasez de ayudas para familias interesadas, ya que solo traerlos cuesta en torno a 900 euros y numeroso papeleo.