Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

VENEZUELA

Trump afirma que Putin no desea intervenir en Venezuela

El presidente estadounidense, Donald Trump, contradijo la postura oficial de su Gobierno, al asegurar que su homólogo ruso, Vladímir Putin, no quiere intervenir en Venezuela, mientras el Pentágono debatía opciones militares ante la crisis política en el país suramericano.

EFE
 |  Madrid | 03/05/2019
Los presidentes de EE.UU, Donald Trump y de Rusia, Vladímir Putin

Los presidentes de EE.UU, Donald Trump y de Rusia, Vladímir Putin / EFE

Después de hablar por teléfono durante más de una hora con Putin, Trump ofreció una lectura sorprendente de una conversación sobre Venezuela que prometía estar cargada de tensión, dado que Washington y Moscú se acusan mutuamente de prolongar la crisis política en el país mediante acciones intervencionistas.

"Creo que es una conversación muy positiva la que he tenido con el presidente Putin sobre Venezuela", aseguró Trump a los periodistas, tras la llamada.

"Él (Putin) no está pensando en absoluto en implicarse en Venezuela, más allá de que quiere ver que ocurra algo positivo en Venezuela, y yo siento lo mismo", subrayó el presidente antes de reunirse con el primer ministro de Eslovaquia, Peter Pellegrini.

Las declaraciones de Trump contrastan con la postura expresada hasta ahora por la Casa Blanca y el Departamento de Estado, que han responsabilizado a Rusia y Cuba de la permanencia en el poder del presidente venezolano, Nicolás Maduro, al que ni Estados Unidos ni otros 50 países reconocen como legítimo.

Apenas tres horas antes de que Trump hablara a la prensa, su asesor de seguridad nacional, John Bolton, escribía en la red social Twitter que "Maduro solo se está aferrando al poder debido al apoyo de Rusia y Cuba, las únicas fuerzas militares extranjeras en Venezuela".

"Estados Unidos no tolerará ninguna interferencia militar extranjera en el continente americano", advirtió Bolton.

Las críticas a Moscú en relación con Venezuela, no obstante, han llegado hasta ahora casi siempre del entorno de Trump y no del propio presidente, que el pasado martes amenazó con sanciones a Cuba por su presunto respaldo militar a Maduro, pero no mencionó a Rusia.

A finales de marzo, cuando dos aviones con unos 100 militares rusos aterrizaron cerca de Caracas, Trump subrayó que "Rusia tiene que salir" de Venezuela, pero no quiso profundizar en el tema.

Desde antes de llegar al poder en 2017, Trump ha demostrado tener una admiración especial por Putin, al que se niega a definir en términos de "amigo o enemigo", y eso ha provocado que la política estadounidense hacia Rusia resulte contradictoria.

Mientras su Gobierno promovía una política de mano dura con Rusia en lo relativo a Ucrania y Siria, Trump ha mantenido un discurso conciliador con Putin, hasta el punto de desafiar las conclusiones de las agencias de inteligencia de EE.UU.

Hasta ahora, esa dinámica no se había manifestado en lo relacionado con Venezuela, que se ha convertido en un foco de tensión entre las dos potencias solo a partir de enero, cuando EE.UU. reconoció al líder opositor Juan Guaidó como presidente encargado del país, mientras que Rusia seguía apoyando a Maduro.

En la llamada, Putin se mantuvo firme en su postura oficial, al pedir que se deje a los venezolanos definir su futuro y considerar que "la injerencia externa" y "los intentos de cambio de poder por la fuerza socavan las posibilidades de una solución política a la crisis", según un comunicado del Kremlin.

Otra posible causa de las palabras amables de Trump hacia Putin es su voluntad de "aumentar el comercio" con Rusia y de cerrar un posible acuerdo a tres bandas con China sobre sus respectivos arsenales nucleares, dos puntos de los que el mandatario estadounidense también habló en su llamada con el dirigente ruso.

En cualquier caso, el tono de la conversación entre Trump y Putin choca con el de la mantenida este miércoles entre el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, y su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en la que se acusaron mutuamente de dar pasos "agresivos" o "desestabilizadores" en Venezuela.

Pompeo y Bolton visitaron hoy el Pentágono para estudiar posibles opciones militares sobre Venezuela, y el secretario de Defensa en funciones de EE.UU., Patrick Shanahan, dijo tras la reunión que hay un "amplio abanico de posibilidades" si Trump decidiera optar por esa vía para desbancar a Maduro.

"El presidente va a hacer lo que se requiera si es necesario", confirmó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, al ser preguntada al respecto.