Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

REVELAN UN DATO DESCONOCIDO HASTA EL MOMENTO

Tres periodistas franceses aseguran saber la causa del accidente en el que murió Diana de Gales

Casi veinte años después, tres periodistas de la revista 'Paris Match' aseguran saber la causa del accidente en el que murió Diana de Gales. Se especuló mucho sobre la intervención de los servicios secretos británicos. Estos tres periodistas han confirmado que hubo un exceso de velocidad pero además han descubierto un dato desconocido hasta ahora.

|
| 11/06/2018

Un nuevo libro aparecido en Francia dice que el coche en que viajaba Diana de Gales cuando sufrió el accidente en el que perdió la vida en 1997, había sufrido años antes un accidente y se encontraba en malas condiciones para circular.

El libro 'Qui a tué Lady Di?' ('¿Quién mató a Lady Di'), precedido por una fuerte campaña de mercadotecnia y por un documental emitido en la televisión francesa, confirma la versión oficial sobre la muerte de Diana y su novio Dodi al Fayed, que atribuye las causas del accidente a la gran velocidad del vehículo y la embriaguez del chófer.

El documental 'La increíble revelación' provocó la reacción airada de telespectadores en las redes sociales, recogida ampliamente por los medios franceses, al considerar que apenas aportó nada a una de las muertes más mediáticas de las últimas décadas.

Los periodistas franceses Jean Michel Caradec'h, Pascal Rostain y Bruno Mouron, autores del libro, hablaron con el antiguo propietario del Mercedes siniestrado en el parisino puente de Alma cuando trataba de huir de los paparazzis que perseguían a la pareja el 31 de agosto de 1997.

Según ese testimonio, el coche había sufrido años antes un aparatoso accidente en el que llegó a dar varias vueltas de campana tras haber sido robado, por lo que fue declarado como "chatarra".

Sin embargo, el vehículo fue reciclado y vendido a la sociedad Étoile Limousine, que alquilaba coches con conductor principalmente al hotel Ritz, de donde salieron esa noche Diana de Gales y Al Fayed. Un exconductor del Ritz explicó a los periodistas que el coche era muy difícil de controlar a partir de los 60 km/h.

Pese a ello, el perito policial que examinó el vehículo tras su accidente señaló a los periodistas que estaba en perfectas condiciones de uso.