mundo

Quién es Robert Fico, del Partido Comunista a seguir los postulados de Putin y Orbán en Eslovaquia

El primer ministro de Eslovaquia ha sufrido un ataque con disparos que le mantiene en una condición grave.

El primer ministro de Eslovaquia, herido tras recibir un disparo

ondacero.es

Madrid | 15.05.2024 16:45

Reuters | Momento en el que el primer ministro eslovaco es tiroteado

Robert Fico, primer ministro de Eslovaquia, es un personaje central en el panorama político de la nación durante años. Nacido el 15 de septiembre de 1964 en Topoľčany, Fico ha tenido una carrera tumultuosa marcada por generar admiración así como animadversión.

Fico alcanzó por primera vez prominencia nacional como líder del partido Dirección-Social Democracia (SMER-SD), que cofundó en 1999. Su carrera política alcanzó su cenit cuando asumió el cargo de Primer Ministro de Eslovaquia en 2006, sirviendo hasta 2010. Regresó al poder en 2012, asegurando otro mandato como Primer Ministro, que duró hasta 2018.

Sin embargo, el mandato de Fico como Primer Ministro no estuvo exento de desafíos. En 2018, enfrentó protestas masivas que pedían su dimisión debido a acusaciones de corrupción dentro de su gobierno. El punto de inflexión llegó con el asesinato del periodista Jan Kuciak y su pareja Martina Kusnirova, quienes estaban investigando los vínculos del gobierno con organizaciones criminales. A Fico no le quedó otra salida que la dimisión pero conservó su escaño en las elecciones de 2020.

A pesar de su dimisión, Fico siguió siendo una figura política prominente, continuando ejerciendo influencia dentro de SMER-SD y el panorama político más amplio. En los años siguientes, lideró una campaña en favor de la independencia de Eslovaquia en política exterior, especialmente en su relación con la Unión Europea y los Estados Unidos.

Desde su vuelta al poder sus polémicas reformas, como la clausura de la Fiscalía Anticorrupción, que investigaba casos vinculados con su partido, y su intención de cerrar la actual radio televisión pública, han generado protestas multitudinarias.

El Parlamento tramita también una ley sobre ONG -para que revelen si reciben financiación extranjera- que la oposición compara con normas similares existentes en Rusia y Hungría. Las controvertidas medidas de Fico son vistas por la oposición como un intento de consolidar su poder, limitar la independencia judicial y restringir la libertad de prensa.

La postura de Fico sobre varios temas, incluida la ayuda militar a Ucrania, la autonomía en política exterior y la migración, ha generado tanto apoyo como críticas. Su promesa de poner fin a la ayuda militar oficial eslovaca a Ucrania y trazar un camino de política exterior independiente obtuvo el apoyo de aquellos que buscan afirmar la soberanía de Eslovaquia. Sin embargo, su postura sobre temas como la migración y el liberalismo político ha recibido condenas por parte de defensores de los derechos humanos y facciones liberales dentro de Eslovaquia.

Además, la admiración de Fico por líderes como Viktor Orbán de Hungría, conocido por sus políticas nacionalistas, ha levantado críticas tanto a nivel nacional como internacional. Aunque Fico ha expresado admiración por la defensa de los intereses nacionales de Orbán, los críticos argumentan que tales alianzas podrían socavar la relación de Eslovaquia con los socios de la UE.

Pese a todo, Fico ha reiterado su compromiso con la membresía de Eslovaquia en la Unión Europea y la OTAN. Sin embargo, su retórica y políticas han subrayado una tendencia creciente de escepticismo hacia las instituciones supranacionales y un deseo de mayor autonomía nacional, en línea con los postulados de Vladimir Putin

La carrera política de Robert Fico se ha caracterizado por una compleja interacción de nacionalismo, populismo y pragmatismo. Si bien ha sido una figura polarizadora, su influencia en la política eslovaca no puede subestimarse, dando forma a debates y políticas que resuenan tanto a nivel nacional como internacional.