Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

A su llegada a Edimburgo, Johnson ha sido abucheado por el público

La primera ministra escocesa pide a Johnson que no conduzca a Escocia al desastre con un Brexit sin pacto

El primer ministro británico, Boris Johnson, se ha ido de visita a Escocia, donde el Brexit ha disparado el entusiasmo independentista. La primera ministra escocesa se ha mostrado en contra de que Reino Unido abandone la Unión Europea sin acuerdo y no ha ocultado sus planes para celebrar un segundo referéndum de independencia.

EFE | ondacero.es

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, opinó este lunes tras su primer encuentro con Boris Johnson como primer ministro que este realmente quiere, "en secreto", un "peligroso" "brexit" sin acuerdo.

La líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) señaló al término de la reunión celebrada en su residencia oficial de Buter House (Edimburgo) que aunque Johnson "niegue públicamente" querer una ruptura a las bravas, forma parte de "una estrategia" con la que es precisamente eso lo que quiere conseguir.

Sturgeon indicó asimismo haber "dejado claro" a Johnson su "oposición" al "brexit" y "a un 'brexit' sin acuerdo" y le urgió a dejar a los escoceses "escoger su propio futuro".

La líder nacionalista informó la pasada semana de su intención de acelerar sus planes para la celebración de un segundo referéndum de independencia en Escocia, después de que el celebrado en 2014 diera la victoria a la permanencia en el Reino Unido por un 55 % de los votos.

Antes de la reunión, la política nacionalista señaló en una declaración a los medios que Johnson ha formado un Gobierno con ministros muy favorables al "brexit" y con el "único" objetivo de sacar al país de la Unión Europea (UE) sin pacto.

"El pueblo de Escocia no ha votado por este Gobierno conservador, no ha votado por este nuevo primer ministro y ciertamente no ha votado por un catastrófico 'brexit' sin acuerdo que ahora Boris Johnson está planeando", subrayó.

Agregó que Escocia "ha sido ignorada durante el proceso del 'brexit'", donde un 62 % votó por la permanencia en el plebiscito de 2016, y pidió a los escoceses que "se unan para trazar" su "propio curso" e impedir llevar a la región al "desastre".

Por su parte, un portavoz oficial de Downing Street informó esta tarde que Johnson subrayó a Sturgeon su "apasionada fe en el poder de la unión", en un intento de sofocar sus demandas independentistas, disparadas tras su entrada en el poder.

Sobre el "brexit", el político conservador trasladó a la líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) su "preferencia" por negociar con la Unión Europea (UE) un acuerdo "que suprima la antidemocrática salvaguarda irlandesa", pero le insistió en que, sea como fuere, el país saldrá del bloque comunitario el próximo 31 de octubre.

La líder de los conservadores escoceses, Ruth Davison, también se reunió con el jefe del Gobierno británico, un encuentro que calificó de "increíblemente constructivo".Davison manifestó a Johnson la necesidad de llegar a un acuerdo de salida antes de la ruptura con la UE y de hacer oposición contra la "obsesión" de Sturgeon de convocar un segundo referéndum de independencia.

Antes de sendas reuniones, el jefe del Ejecutivo pronunció su primer discurso en tierras escocesas tras su llegada a la jefatura del Gobierno, en el que asumió el compromiso de aportar nuevos fondos de 300 millones de libras (332 millones de euros) para Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

Johnson resaltó que su objetivo será impulsar el crecimiento de estas regiones y potenciar los beneficios de la "unión" de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. "Nuestra unión es la unión política y económica con más éxito de la historia. Somos una marca global y juntos estamos más seguros, más fuertes y más prósperos, así que, mientras nos preparamos para un futuro brillante tras el brexit, es vital que renovemos nuestros, lazos que unen a nuestro Reino Unido", afirmó.

La primera visita de Johnson a Escocia no fue bien recibida por algunos manifestantes que le abuchearon a su llegada a la residencia oficial de la ministra principal.