FRONTERA CON LA UE

Polonia refuerza militarmente la frontera con Bielorrusia por la presión migratoria bajo el respaldo de la OTAN

En las últimas horas el régimen de Lukashenko ha trasladado a cientos de migrantes hasta la frontera con Polonia, limítrofe con el territorio de la Unión Europea, para desestabilizar al Gobierno polaco.

ondacero.es | Agencias

Madrid | 09.11.2021 14:15

Fuerzas del ejército polaco en la frontera con Bielorrusia
Fuerzas del ejército polaco en la frontera con Bielorrusia | EFE

El Gobierno polaco ha decidido aumentar su presencia militar en la frontera con Bielorrusia ante la acumulación de cientos de migrantes en la zona con el objetivo de desestabilizar al Gobierno polaco y las fronteras de la Unión Europea.

"La seguridad de la UE está amenazada"

En esta línea, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, ha declarado que "sellar la frontera" es parte del "interés nacional" de Polonia y que "la estabilidad y la seguridad de toda la Unión Europea están amenazadas".

"No nos dejaremos intimidar y defenderemos la paz en Europa con nuestros socios de la OTAN y la UE", ha asegurado el jefe del Gobierno polaco, que ha preparado la zona para una escalada de tensión y ha prohibido el tráfico terrestre en el área hasta nuevo aviso.

El apoyo de la OTAN a Polonia

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha llamado por teléfono al presidente polaco para expresarle "la solidaridad de la OTAN y de todos los aliados". Stoltenberg ha calificado de "inaceptable" la táctica de Bielorrusia al utilizar a migrantes para desestabilizar al Gobierno de Polonia.

Desde la noche del lunes, varios grupos de cientos de migrantes se acumularon frente a la valla que delimita la frontera polaco-bielorrusa en el área de Kuznica y, cuando intentaron derribarla, las fuerzas fronterizas polacas les rechazaron con cañones de agua.

Movilización del ejército polaco en la frontera

Varsovia ha anunciado que ampliará las fuerzas militares destacadas en la frontera, que actualmente suman 12.000 efectivos, y se ha ordenado la movilización urgente de dos batallones en la provincia de Podlasia, al este del país.

Asimismo, se ha trasladado allí a fuerzas policiales de varias ciudades, como Poznan, Gdansk y Lódz, para que colaboren en las tareas de vigilancia.