Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

durante un foro en lima

Obama pide a Latinoamérica no suponer "lo peor" de Trump antes de su mandato

Durante un foro abierto a preguntas con un millar de jóvenes en la Pontificia Universidad Católica, en Lima, Obama afirmó, además, que es importante que en Latinoamérica y en el resto del mundo se dé "una oportunidad" al presidente electo de EEUU, quien se encuentra conformando actualmente su equipo de gobierno.

EFE | Madrid
| 20/11/2016
Barack Obama en Lima

Barack Obama en Lima / EFE

"Creo que será importante para todos en todo el mundo no hacer juicios de valor inmediatos, sino darle a este nuevo presidente electo la oportunidad de crear su equipo, examinar los temas y determinar cuáles serán sus políticas", aconsejó Obama, quien se encuentra en Lima para participar en la cumbre de líderes del APEC.

A su juicio, con Trump no habrá "grandes cambios" en la política actual de EEUU hacia Latinoamérica, pero sí pueden surgir "tensiones" en el ámbito del comercio por las propuestas que defendió el magnate durante su campaña.

rump prometió poner fin al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) o NAFTA (por su sigla en inglés), integrado por EEUU, México y Canadá, y también calificó de "desastre" el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), del que forman parte dos países latinoamericanos, Chile y Perú.

También amenazó con dar marcha atrás al acercamiento entre EEUU y Cuba si no hay avances sobre los derechos humanos y libertades en la isla.

En el foro, Obama también reflexionó sobre la democracia y afirmó que es mucho "más" que las elecciones, puesto que se trata también de otras muchas cosas como "una prensa libre", libertad religiosa o la protección de las minorías.

Ante una pregunta sobre la situación en Venezuela, Obama no respondió directamente, pero sí enfatizó que los gobiernos que son "represivos" y "silencian a los críticos" en última instancia "fracasan", y sus economías también.

En el extremo opuesto mencionó como ejemplo a países como Chile, Perú y Colombia, de los que dijo que están "creciendo más rápido y mejor" gracias a la fortaleza de sus democracias.

Al inicio del foro, Obama anunció que su Gobierno destinará más becas y recursos a fortalecer la Iniciativa Jóvenes Líderes de las Américas (YLAI, por sus siglas en inglés), una red que cuenta ya con 20.000 miembros.

Esa iniciativa, lanzada en 2015 en la Cumbre de las Américas celebrada en Panamá, busca "mejorar las habilidades de liderazgo y el espíritu emprendedor" de los jóvenes del continente, de acuerdo con la Casa Blanca.

"Su generación determinará el rumbo de nuestro futuro", enfatizó Obama ante los jóvenes asistentes al foro. "Me hace sentir muy optimista saber que ustedes van a estar al mando", agregó.

En esa misma línea, remarcó que los jóvenes deben "sentirse optimistas" acerca del futuro porque están "posicionados para cambiar el mundo más rápido que nunca antes", y les aconsejó también no quedar "atrapados por el pasado".

Obama dijo que los países más exitosos en el futuro serán aquellos que den "oportunidades a las mujeres", no solo a los hombres.

Procedente de Europa, donde visitó Grecia y Alemania, Obama llegó el viernes por la noche a Lima y hoy mantuvo a primera hora una reunión bilateral con su homólogo peruano, Pedro Pablo Kuczynski, anfitrión de la cumbre de líderes del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC).

En ese encuentro, Obama felicitó a Perú por haber reducido "dramáticamente" la pobreza en el país en los últimos años y dialogó con Kuczynski del "papel de la Carta Democrática Interamericana para resolver los desafíos existentes a la democracia en Venezuela", según un comunicado de la Casa Blanca.

Por otro lado, Obama se reunió con otros líderes integrantes del TPP y les animó a "seguir trabajando juntos para promover" ese acuerdo, pese a que está prácticamente muerto dadas las declaraciones de Trump y la nula intención del Congreso estadounidense, dominado por los republicanos de ratificarlo.

El presidente de EEUU, Barack Obama, pidió hoy a los latinoamericanos que no supongan "lo peor" de su sucesor en la Casa Blanca, Donald Trump, al anticipar que no espera que el nuevo Gobierno adopte "grandes cambios" en la política hacia la región, aunque sí que surjan "tensiones" en materia comercial.

Durante un foro abierto a preguntas con un millar de jóvenes en la Pontificia Universidad Católica, en Lima, Obama afirmó, además, que es importante que en Latinoamérica y en el resto del mundo se dé "una oportunidad" al presidente electo de EEUU, quien se encuentra conformando actualmente su equipo de gobierno.

"Creo que será importante para todos en todo el mundo no hacer juicios de valor inmediatos, sino darle a este nuevo presidente electo la oportunidad de crear su equipo, examinar los temas y determinar cuáles serán sus políticas", aconsejó Obama, quien se encuentra en Lima para participar en la cumbre de líderes del APEC.

A su juicio, con Trump no habrá "grandes cambios" en la política actual de EEUU hacia Latinoamérica, pero sí pueden surgir "tensiones" en el ámbito del comercio por las propuestas que defendió el magnate durante su campaña.

Trump prometió poner fin al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) o NAFTA (por su sigla en inglés), integrado por EEUU, México y Canadá, y también calificó de "desastre" el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), del que forman parte dos países latinoamericanos, Chile y Perú.

También amenazó con dar marcha atrás al acercamiento entre EEUU y Cuba si no hay avances sobre los derechos humanos y libertades en la isla.

En el foro, Obama también reflexionó sobre la democracia y afirmó que es mucho "más" que las elecciones, puesto que se trata también de otras muchas cosas como "una prensa libre", libertad religiosa o la protección de las minorías.

Ante una pregunta sobre la situación en Venezuela, Obama no respondió directamente, pero sí enfatizó que los gobiernos que son "represivos" y "silencian a los críticos" en última instancia "fracasan", y sus economías también.

En el extremo opuesto mencionó como ejemplo a países como Chile, Perú y Colombia, de los que dijo que están "creciendo más rápido y mejor" gracias a la fortaleza de sus democracias.

Al inicio del foro, Obama anunció que su Gobierno destinará más becas y recursos a fortalecer la Iniciativa Jóvenes Líderes de las Américas (YLAI, por sus siglas en inglés), una red que cuenta ya con 20.000 miembros.

Esa iniciativa, lanzada en 2015 en la Cumbre de las Américas celebrada en Panamá, busca "mejorar las habilidades de liderazgo y el espíritu emprendedor" de los jóvenes del continente, de acuerdo con la Casa Blanca.

"Su generación determinará el rumbo de nuestro futuro", enfatizó Obama ante los jóvenes asistentes al foro. "Me hace sentir muy optimista saber que ustedes van a estar al mando", agregó.

En esa misma línea, remarcó que los jóvenes deben "sentirse optimistas" acerca del futuro porque están "posicionados para cambiar el mundo más rápido que nunca antes", y les aconsejó también no quedar "atrapados por el pasado".

Obama dijo que los países más exitosos en el futuro serán aquellos que den "oportunidades a las mujeres", no solo a los hombres.

Procedente de Europa, donde visitó Grecia y Alemania, Obama llegó el viernes por la noche a Lima y hoy mantuvo a primera hora una reunión bilateral con su homólogo peruano, Pedro Pablo Kuczynski, anfitrión de la cumbre de líderes del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC).

En ese encuentro, Obama felicitó a Perú por haber reducido "dramáticamente" la pobreza en el país en los últimos años y dialogó con Kuczynski del "papel de la Carta Democrática Interamericana para resolver los desafíos existentes a la democracia en Venezuela", según un comunicado de la Casa Blanca.

Por otro lado, Obama se reunió con otros líderes integrantes del TPP y les animó a "seguir trabajando juntos para promover" ese acuerdo, pese a que está prácticamente muerto dadas las declaraciones de Trump y la nula intención del Congreso estadounidense, dominado por los republicanos de ratificarlo.