Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El presidente surcoreano Moon Jae-in

Moon pide a la ONU que supervise el cierre de la base nuclear norcoreana

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, solicitó a Naciones Unidas que supervise el cierre de la base norcoreana de pruebas atómicas previsto para este mes de mayo, después de que Corea del Norte se ofrece a cerrar en mayo su principal instalación de ensayos nucleares

EFE | Madrid
| 01/05/2018
El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jong-un

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jong-un / EFE

En una conversación telefónica con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, Moon pidió que este organismo multinacional participe como observador para verificar el compromiso de Corea del Norte para desnuclearizarse, anunció la oficina presidencial de Seúl.

Pyongyang se ofreció a clausurar de forma definitiva la base de Punggye-ri (noreste), en la que realizó sus seis pruebas atómicas, en el marco del compromiso para la "completa desnuclearización" de la península alcanzado en la cumbre entre el presidente surcoreano y el líder norcoreano, Kim Jong-un.

Durante dicho encuentro celebrado el pasado viernes, Kim le propuso a Moon que el cierre de Punggye-ri se realice públicamente, y en concreto mostró su intención de invitar a expertos y periodistas para presenciar la clausura de dicha base de pruebas atómicas, según explicó Seúl tras la cumbre.

El presidente surcoreano también pidió hoy a Guterres que la ONU supervise la implementación de otros puntos de la llamada "Declaración de Panmunjom" destinados a lograr que la frontera intercoreana se convierta en una "auténtica zona de paz" y rebajar todas las hostilidades en la península.

Además, Moon propuso que la "Declaración de Panmunjom" sea formalmente respaldada en la Asamblea General o el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, dijo un portavoz de la oficina presidencial. Guterres, por su parte, expresó su voluntad de cooperar para establecer una paz duradera en Corea y señaló que asignará a un alto cargo de la ONU para coordinar esfuerzos con Seúl, según la misma fuente.