Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

CON FALSIFICACIONES

El curioso invento de unos científicos para salvar a los rinocerontes de su extinción

Un grupo de científicos ha creado un peculiar invento para salvar de la extinción a los rinocerontes, gracias a las falsificaciones.

Belén Gómez del Pino
  Madrid | 13/11/2019

Por un día alabaremos las falsificaciones porque estos investigadores, de la universidad de Oxford, en Reino Unido y de la Universidad de Fudan en China, al alimón, han encontrado la manera de fabricar cuernos de rinoceronte falsos a bajo precio.

Los de verdad están compuestos de queratina y no tienen un núcleo óseo. Su aspecto rígido se debe al apelmazamiento de pelo. Tomando esa idea como base, los científicos han utilizado pelos de cola de caballo pegados junto a una estructura hecha con proteínas de seda que logra imitar el colágeno del cuerno real. El resultado es una copia bastante buena, fácil de reproducir y de bajo coste.

¿Cuál es el objetivo de los investigadores? Inundar el mercado con estas falsificaciones de forma que desincentiven los beneficios que obtienen los cazadores furtivos y contrabandistas con los cuernos reales.

El comercio ilícito de los cuernos de rinoceronte se basa en su supuesto poder afrodisíaco y es causa de la merma de la población de esta especie. Se calcula que en los últimos cuatro años los furtivos han matado más de 4.500 rinocerontes, a un ritmo de más de tres al día. La especie, dicen las organizaciones de protección de la naturaleza, podría desparecer en diez años si no se toman medidas.

Seguro que te interesa...

La caza furtiva de rinocerontes alcanza un nivel sin precedentes en el sur de África

Logran fecundar 7 óvulos para salvar a los rinocerontes blancos del norte

Un rinoceronte ataca a un coche durante un safari en México

Una rinoceronte pide a un cámara que le rasque la barriga