Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Proponen multas de 500 euros

Los estados federados de Alemania piden prohibir las terapias para "curar" la homosexualidad

Los estados federados de Alemania han hecho este viernes un llamamiento al Parlamento para que evalúe prohibir los controvertidos tratamientos en el país para la presunta "curación" de la homosexualidad.

Europa Press
 |  Madrid | 17/05/2019
Bandera LGTBI

Bandera LGTBI / Reuters

El responsable de justicia de Berlín, el político Dirk Behrendt, de Los Verdes, ha recalcado ante el Bundesrat (la Cámara Alta) que la homosexualidad no es una enfermedad y que no requiere tratamiento. "Por desgracia, todavía existen demasiadas personas que opinan que los homosexuales pueden ser convertidos en heterosexuales mediante disparatas medidas de tratamiento", ha lamentado.

En casos extremos los afectados llegan a relatar incluso de exorcismos, ha subrayado, al tiempo que ha advertido de que las denominadas terapias de conversión pueden acarrear como consecuencia enfermedades psíquicas graves. La cámara de representantes de los estados federados ha pedido al Bundestag que se apruebe una medida que incluya sanciones penales para los responsables de estas terapias.

Además, el Gobierno alemán deberá analizar si a los afectados les corresponde una indemnización por daños y perjuicios. El ministro de Sanidad de Alemania, Jens Spahn, aseguró en febrero quiere prohibir las controvertidas terapias para "curar" la homosexualidad, en unas declaraciones concedidas al diario local 'Tageszeitung'.

La ley debería ser "lo suficientemente clara" para tener buen efecto, manifestó, antes de agregar que la legislación que rige la profesión médica debería prever consecuencias cuando un profesional ofrece este tipo de terapias. "El derecho social debería estipular que tal práctica no sea remunerada, pero aún es incierto el tema de la punibilidad", dijo. El partido Los Verdes había propuesto multas de 500 euros, pero el ministro consideró que la suma "no es suficiente escarmiento".

Spahn desveló que la fundación Magnus Hirschfeld será la encargada de realizar un estudio para aclarar la aplicación legal de la prohibición. En opinión del ministro, la ley debería ser lo más amplia posible y ser también aplicable a menores de edad.