conflicto ucrania-rusia

¿Cómo nos afectaría una guerra por el conflicto en Ucrania?

Las tensiones entre Ucrania y Rusia van en aumento y cada vez son más los expertos que ven riesgo de conflicto bélico. No obstante, ¿cómo puede afectar esta situación a España y el resto de la Unión Europea?

David Pérez Tichell

Madrid | 27.01.2022 06:05

¿Cómo nos afectaría una guerra por la crisis entre Ucrania y Rusia?
¿Cómo nos afectaría una guerra por la crisis entre Ucrania y Rusia? | EFE

A pesar de los esfuerzos de los equipos diplomáticos, la tensión entre Rusia y Ucrania va en aumento y ya empiezan a sonar tambores de guerra, tal y como se observa en los envíos de armas masivos por parte de ambos bandos. El portavoz del Gobierno ruso, Dimitri Peskov, ha señalado a Occidente como responsable por la tensión y ha resaltado que utiliza "una amenaza fantasma" para suministrar armas a Ucrania.

"Con el telón de fondo de una amenaza artificial y fantasma que supuestamente emana de Rusia, los países occidentales siguen inundando a Ucrania de armas, proporcionando sus asesores militares y, en general, consintiendo las provocaciones de Ucrania en lugar de hacerles ejecutar los acuerdos de Minsk, aprobados por el Consejo de Seguridad de la ONU", ha denunciado Peskov. A su juicio, "eso significa que los niños, los ancianos y las mujeres seguirán muriendo en el este de Ucrania", ya que "el Gobierno de Kiev está librando una guerra sin previo aviso contra ellos durante muchos años".

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Ned Price, ha subido el tono: "Si cualquier fuerza rusa se desplaza a través de la frontera ucraniana, si hay una nueva invasión, se encontrará con una respuesta rápida, severa y unida no sólo de Estados Unidos, sino también de nuestros aliados y socios".

Con los ojos puestos en un futuro conflicto bélico, no solo tendría consecuencias humanas para ambos bandos, sino que afectaría también a los países de su entorno, entre los que se encuentra España.

La inflación y el desabastecimiento de gas y petróleo, los principales riesgos

Desde hace varios meses, la inflación en Occidente no deja de aumentar y en España ha alcanzado un 6,5% debido principalmente al incremento de los precios del gas y la dependencia energética. Y se trata de un dato que podría seguir creciendo teniendo en cuenta que Rusia es el principal proveedor de gas de la Unión Europea. Esto también ha sido un duro golpe para las bolsas internacionales, que han caído bruscamente.

Los países de Europa central, especialmente Alemania serían los más perjudicados en caso de un conflicto armado, ya que dependen casi en exclusiva del gas ruso. Por ello, han decidido mostrar una postura más calmada y dialogante con el Kremlin con el objetivo de no enfadar excesivamente a Putin.

La posición de España es mucho más compleja. Por ahora se muestra tranquila, debido a que Argelia es el principal proveedor de gas y ha destacado que el suministro está garantizado. Aun así, también se encuentran en un fuerte conflicto con Marruecos, y que nuestro país pretenda una buena relación con ambos puede terminar dejándonos sin gas y con cifras de inflación por las nubes.

Del mismo modo, casi el 5% de petróleo que España importa procede de Rusia. Al igual que con el gas, un conflicto armado supondría un ascenso importante del precio y una inflación disparada.

¿Influirán las importaciones y exportaciones rusas en el mercado español?

El flujo mercantil de importaciones y exportaciones entre Rusia y España es, actualmente, bastante ágil, porque durante 2021, según el ICEX, las primeras estuvieron valoradas en 5.254 millones de euros y las segundas en 2.056 millones.

Precisamente, la compra de combustibles representó casi un 83% de importaciones, siendo este el principal material que se encarecería para España.

En relación con las exportaciones a Rusia, destacan los vehículos, prendas de vestir y alimentos, pero en 2021 se redujeron debido a la devaluación del rublo.

La OTAN y Moscú, a un paso de la 'guerra híbrida'

Las guerras han evolucionado y em los últimos años ha ido ganando fuerza la 'guerra híbrida', caracterizada porque los Estados no combaten tradicionalmente con ejércitos, sino que delegan en guerrillas, grupos terroristas y mercenarios, así como con el empleo de tecnologías y ciberataques.

Esto se ha vivido recientemente, cuando se bloquearon más de 70 páginas web de organizaciones gubernamentales de Ucrania. Del mismo modo, la desinformación y el uso de fake news también se ha visto utilizado, tal y como afirmaba el presidente de EEUU, Joe Biden: "Las entidades militares y de inteligencia moscovitas participan en estas actividades en todo el ecosistema de desinformación antioccidental y propaganda de Rusia".

¿Se avecina una alianza Rusia-China?

A pesar de que hace años no se podía concebir una alianza entre Rusia y China, todo apunta que esto podría hacerse realidad, lo que podría tener nefastas consecuencias para la Unión Europea y EEUU, debido a la expansión económica de Pekín.

Desde 2014, China ha colaborado con Rusia para evitar las sanciones económicas impuestas por la invasión de Crimea. Esto ha permitido que Putin tenga un papel activo en Rusia y Oriente Medio. A pesar de que Europa sigue siendo el principal socio de Moscú, esto podría desvanecerse, ya que las inversiones exteriores de Rusia en la UE están reduciéndose.

Del mismo modo, Putin ha avisado que acudirá a la inauguración de los JJOO de Pekín, mientras que Biden lo va a boicotear.