Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

PRUEBAS FÍSICAS Y PSICOLÓGICAS

Así son los controles y pruebas que pasan los aspirantes a pilotos

España tiene la tecnología más avanzada para hacer las pruebas físicas y psicológicas a los pilotos. Los preparadores insisten en que los exámenes son exhaustivos y suficientes. Pero después del incidente con el copiloto de Germanwings, se alzan voces pidiendo controles psicológicos con más periodicidad. Éstas son algunas de las pruebas que pasan los aspirantes a pilotos en nuestro país.

Actualizado el 27/04/2015 a las 17:11 horas

Una vez al año, los pilotos pasan por la prueba de la cámara hipobárica. Se trata de un habitáculo hermético capaz de reducir la presión del aire hasta simular una altitud equivalente a los 30.500 metros. Aquí se puede hacer una simulación por falta de oxígeno.

Los resultados pueden detectar tanto problemas físicos como psicológicos. Según los expertos esta prueba sirve para observar la capacidad de reacción del piloto.

Una vez al año, los pilotos tienen que someterse a un examen exhaustivo para ponerse al mando de un avión: cardiovascular, respiratorio, digestivo, metabólico, renal y oftalmológico. Estas pruebas se realizan en un centro médico aeronáutico. Si el piloto tiene más de 60 años, el reconocimiento se realiza cada seis meses.

También deben pasar, cada año, una serie de pruebas psicológicas, consistentes en un test --pregunta respuesta-- y una entrevista personal.

Lufthansa ha reconocido que una vez los pilotos consiguen su licencia para volar continúan con los seguimientos médicos pero ya no se les somete a pruebas psiquiátricas, un requisito que exige la normativa europea.