Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ARIAS CAÑETE

La CE asegura que los fabricantes de automóviles podrían haber inflado las emisiones

El Ejecutivo comunitario ofrecerá su ayuda a los Estados miembros para facilitar la verificación de los datos relativos a las emisiones de los automóviles, que se reducirían un 15% para 2025 y un 30% en 2030.

EFE | Madrid | Actualizado el 25/07/2018 a las 17:03 horas

Crisis en los automóviles

Crisis en los automóviles /

La Comisión Europea (CE) señaló hoy que los fabricantes de automóviles "podrían haber inflado sus cifras de emisiones de dióxido de carbono" de cara a 2020, cuando se establecerán los objetivos de reducción de emisiones para los años siguientes en base a los datos recogidos hasta entonces.

"Los fabricantes podrían aprovecharse de la transición del sistema actual al Procedimientos de pruebas de vehículos ligeros coordinados a nivel mundial (WLTP) para inflar los datos", aseguró en una rueda de prensa el portavoz de Justicia del Ejecutivo comunitario, Christian Wigand.

La CE también hizo pública una carta de los comisarios europeos de Transición Energética, Miguel Arias Cañete, y de Mercado Interior, Elzbieta Bienkowsk, en la que alertaban de esta situación a la presidencia austríaca del Consejo Europeo y a la presidenta, y a una eurodiputada de la comisión de Medio Ambiente de la Eurocámara.

Esta carta incluía los datos de un estudio encargado por la Comisión Europea en el que se constató que existía de media una diferencia del 4,5% entre los datos de emisiones que declaraban los fabricantes de automóviles y los que posteriormente revelaron las mediciones.

Para evitar que esta práctica se extienda y modifique los objetivos de emisiones a medio plazo, los comisarios llamaron a mantener la ambición legislativa de la actual propuesta y a revisar y contrastar sistemáticamente todos los datos ofrecidos por los fabricantes.

"La CE podría llegar a considerar la posibilidad de enmendar el reglamento del WLTP si fuese necesario", señalaron Cañete y Bienkowska en su carta, en la que destacaron que el Ejecutivo comunitario ofrecerá su ayuda a los Estados miembros para facilitar la verificación de los datos relativos a las emisiones.

Los datos recogidos por el WLTP se utilizarán en 2020 para establecer los objetivos concretos de reducción de emisiones a partir de 2021, que pasarían por reducirlas un 15 % para 2025 y un 30 % en 2030.

"Unos datos inflados darían lugar a unos objetivos menos estrictos en el medio plazo", alertaron los comisarios, que señalaron que "sólo algunos fabricantes inflarían los datos" y esta situación generaría "desigualdades en el mercado".