Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

SE ENZARZÓ PREVIAMENTE EN UN TIROTEO CONTRA TRES POLICIAS

El asaltante del aeropuerto de Orly gritó: "Estoy dispuesto a matar y morir por Alá"

Su nombre era Ziyed Ben Belgacen, tenía 39 años y esta mañana ha intentado arrebatar el arma a una soldado en el aeropuerto de Paris-Orly. Antes había disparado contra una agente de policía en un control rutinario del que pudo huir.

Agencias | Madrid
| 18/03/2017
Equipos sanitarios en el aeropuerto de Orly

Equipos sanitarios en el aeropuerto de Orly / Reuters

El hombre abatido en el aeropuerto de Orly tras haber atacado a una patrulla militar, identificado como Ziyed Ben Belgacem, aseguró que quería "morir por Alá", indicó el fiscal de París, François Molins. Belgacem gritó esa frase en el momento en el que forcejeaba con una soldado para tratar de quitarle su metralleta, agregó el fiscal.

El individuo es un francés de 39 años, que ha sido identificado como un islamista, conocido por los servicios de Inteligencia franceses, y que hirió a al menos a un agente una hora y media antes en las inmediaciones del municipio cercano a París de La Corneuve, según fuentes policiales.

Habría actuado en solitario y no se han encontrado explosivos en su cuerpo ni en el resto del aeropuerto, según las primeras conclusiones del rastreo iniciado por las fuerzas especiales RAID de la Policía francesa en el interior de las instalaciones.

Ziyed Ben Belgacem estaba fichado por la policía y los servicios de inteligencia. Tenía 44 antecedentes penales, por asuntos relacionados sobre todo con el tráfico de drogas. Había pasado 15 años en la cárcel y salió en libertad el pasado noviembre después de un atraco a mano armada.

Su padre asegura que no era un terrorista, sino un un drogadicto con problemas psicológicos. La policía sospecha que era un musulmán radicalizado en la cárcel y la fiscalía antiterriorista ha asumido la investigación.

Las autoridades han registrado su domicilio en el este de París, a menos de 50 kilómetros del aeropuerto de Orly, y allí han encontrado heroína y dinero extranjero.