Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Punto de arranque para muchos del holocausto judío

Alemania celebra este viernes varios actos para conmemorar la noche de los cristales rotos

Al caer la noche del 9 de noviembre de 1938, las SS, las fuerzas del régimen nazi atacaron y destruyeron todo lo que tuviera relación con la comunidad judía. Más de 1500 sinagogas, prácticamente todas las de Alemania fueron quemadas, 7.000 tiendas arrasadas, almacenes, cementerios profanados, una furia que acabo con la vida de cerca de un centenar de judíos aquella noche de pánico, de gritos y de odio.

ondacero.es | @DavidRobles4 |  Madrid |  09/11/2018

Se dijo que había sido una reacción espontánea del pueblo por el asesinato de un diplomático alemán en París a manos de un judío. Lo cierto es que los ataques estaban milimétricamente organizados por el Gobierno nazi de Hitler, de hecho al día siguiente 30.000 judíos fueron detenidos, acusados de ser los responsables de quemar sus propias casas y comercios y llevados a campos de concentración.

A aquella noche los alemanes la llamaron kristalnach, la noche de los cristales rotos, por los muchos escaparates que destrozaron las SS. Kurt Mesermich, uno de los supervivientes cree, como muchos otros que ese día, que el 9 de noviembre del 38 comenzó el holocausto, "fue la primera vez que Holocausto adquirió su significado real, que viene del griego. Holo, que significa todo, y causto, quemado".

Después del fin de la segunda guerra mundial Alemania ha tratado siempre de rendir homenaje a los judíos cada 9 de noviembre. El destino, a veces caprichoso, quiso que 51 años después en ese día también comenzara a conmemorarse otra cosa, bien distinta, la caída del muro de Berlín.