Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

En La Rioja

Investigado por dejar morir de hambre a su perro y alimentar a otros tres con su cadáver

La Guardia Civil inició la investigación tras recibir un vídeo de una protectora de animales en el que se veía a varios perros de raza mestiza, desnutridos y enfermos, alimentándose del cadáver de otro animal.

EFE | Madrid | 08/02/2018

Uno de los perros rescatados por la Guardia Civil

Uno de los perros rescatados por la Guardia Civil / Twitter @guardiacivil

 

La Guardia Civil en La Rioja ha instruido diligencias y tomado declaración, en calidad de investigado, a un hombre de 45 años, vecino de la ciudad riojana de Arnedo, por tener, en los anexos de una vivienda, perros desnutridos que se alimentaban del cadáver de otro can, fallecido por inanición.

En una nota, ha indicado que la investigación contra este hombre, como presunto autor de un delito de maltrato de animales, se inició tras recibir un vídeo de la protectora Red Ayuda Animal de Calahorra (La Rioja), en el que se visionaba a varios perros de raza mestiza, desnutridos y enfermos, que se alimentaban del cadáver de otro can.

Una vez que se constató que los animales estaban encerrados en una perrera ubicada en los anexos de una vivienda de Arnedo, la Guardia Civil se trasladó al lugar y comprobó la situación "deplorable" de los canes.

Los animales presentaban un evidente estado de desnutrición, así como una falta de las más elementales condiciones higiénico-sanitarias, ya que carecían de agua y comida y su único alimento era el cadáver en descomposición de un perro de su misma raza fallecido por inanición.

Por ello, la Guardia Civil intervino a los animales y los trasladó a un centro veterinario, donde fueron asistidos y tratados, y quedaron, después, alojados en las instalaciones de la protectora Red Ayuda Animal.

El propietario de los perros puede enfrentarse a penas de prisión e inhabilitación para la tenencia de animales, conforme a lo establecido en el Código penal, ha indicado la Guardia Civil, que ha puesto las actuaciones realizadas a disposición de la autoridad judicial.