Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

En el bajo Guadalquivir

Tres detenidos por capturar 836 aves protegidas para venderlas como "pajaritos fritos"

La Guardia Civil de Cádiz ha detenido a tres personas y denunciado a otras siete por capturar o comercializar ilegalmente aves fringílidas, en una operación en la que se han incautado 836 ejemplares, que se comercializan tanto vivas como muertas, para su venta como "pajaritos fritos".

EFE | Madrid
| 11/11/2016
Tres detenidos por capturar 836 aves fringílidas para venderlas como "pajaritos fritos"

Tres detenidos por capturar 836 aves fringílidas para venderlas como "pajaritos fritos" / Guardia Civil

En una nota, la Guardia Civil de Cádiz explica que estas detenciones se han llevado a cabo en la denominada operación "Turdus", que trata de erradicar la captura ilegal de estos pájaros en otoño en la zona del Bajo Guadalquivir.

Durante diversas madrugadas los agentes realizaron batidas por las zonas especialmente sensibles para el paso de estas aves para erradicar su captura ilegal, una actividad que "pone en serio peligro la supervivencia" de estas especies, como los gorriones o los jilgueros.

Las aves fríngilidas son objeto de un gran comercio ya que vivas se utilizan para su exportación y venta como pájaros de jaula, y muertas para su consumo como "pajaritos fritos".

La Guardia Civil destaca además que el consumo humano de estos pájaros "conlleva un alto riesgo" ya que se realiza sin control sanitario alguno sobre unas aves, que se alimentan de todo tipo de insectos, que pueden estar afectados por plagicidas e insecticidas.

La caza de estas aves está incluso tipificada en el Código Penal con multas o penas que pueden alcanzar hasta dos años de cárcel como un delito contra la fauna y la flora.

La Ley de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres, no considera a las aves fringílidas y a la mayor parte de aves insectívoras como especies cinegéticas por lo que prohíbe su caza y su comercio.

En el comunicado, la Guardia Civil advierte de que va a continuar realizando actuaciones tanto contra quienes se dedican a su captura como contra quienes las comercializan.

En la operación "Turdus", los agentes se han incautado además de catorce reclamos eléctricos reproductores del canto de las aves con sus correspondientes baterías, tres armas de aire comprimido, catorce redes invisibles y 405 trampas de las denominadas costillas o perchas.

Durante la operación, desarrollada por agentes del Puesto Principal de Chipiona, el Equipo Roca y efectivos de la Policía Local de Sánlucar de Barrameda, se han descubierto además 25 plantas de marihuana y un arma ilícita.

En esta operación también ha colaborado el Centro de Recuperación de Aves Amenazadas, "Dunas de San Anton", dependiente de la Consejería de Medio ambiente y Ordenación del Territorio, que ha apoyado en las labores de identificación y recogida de las aves incautadas por los agentes.